Este último año, Irán se ha caracterizado por un gran movimiento arqueológico: los investigadores descubrieron numerosos sitios pertenecientes a la prehistoria y, además, excavaron arquitecturas de épocas Sasánida, Parta y Aqueménida. Pero por otro lado, en Irán también se destruyen diariamente sitios de incalculable valor histórico a causa de construcciones modernas, como edificios y represas.

Sitios prehistóricos

Los descubrimientos prehistóricos nos sitúan a lo largo de todo el territorio iraní: Bushehr (suroeste), Qoli Darvish tepe (centro), Shahr-i Sokhta (al sudeste de Irán, también conocida como “La Ciudad Quemada”) y Mazandaran (norte).

La provincia de Bushehr tiene sus fronteras junto al golfo pérsico y hace 40.000 años atrás fue habitada por población humana según corroboraron estudios geológicos y morfológicos en la región.

Los arqueólogos iraníes trabajaron específicamente sobre la ciudad de Jam-o Riz, encontrando más de 16 sitios, de los cuales seis tienen un gran potencial para ser estudiados en detalle. Actualmente, éstos han comenzado a ser estudiados por Fereydoon Biglari, director del Departamento de Investigación Paleolítica del Museo Nacional de Irán.

Es importante destacar que en esta provincia también se realizaron investigaciones antropológicas, que llevaron a los expertos a concluir que la población local utilizaba instrumentos líticos hasta hace 40 años atrás.

Por otro lado, en el centro de Irán se encuentra la colina de Qoli Darvish tepe (en la provincia de Qom), uno de los principales sitios prehistóricos de Irán. Esta incluye numerosos asentamientos de la edad del bronce y del hierro, pero existe evidencia que desde el 4000 a.C. al siglo IX d.C. estuvo deshabitada. Los arqueólogos creen que esto se debe a que las poblaciones antiguas que vivían en Qoli Darvish Tepe usaban además otro sitio prehistórico para vivir y que posteriormente, habrían migrado hacia la región de Shad Qoli donde vivieron por otro milenio.

Qoli Darvish tepe es un área que había sido dañada seriamente a lo largo de la década pasada por la construcción de la autopista Qom-Jamkaran causando que sólo el 10% del sitio permaneciera intacto. Lamentablemente, tras un proyecto de construcción, se demolió otro sitio de la colina datado desde hace 6000 años atrás.

Hace dos años atrás, el ARCI (Centro de Investigación Arqueológica del Centro de Irán) llevó a cabo operaciones de rescate en la región donde, según las regulaciones de patrimonio cultural de Irán, el gobernador general de Qom (Ammar Yasser, a cargo del proyecto de construcción) fue el responsable de patrocinar las operaciones de rescate. Sin embargo, el gobernador se rehusó a proveer los requerimientos necesarios para el posterior trabajo de excavación. El equipo necesitaba una suma de 50 millones de rials (cerca de 5.250 dólares) para excavar el sitio.

Shahr-i Sokhta es una ciudad localizada a 57 kilómetros de Zabol, en la provincia de Sistan va Baluchistan, al sudeste de Irán. Es uno de los sitios prehistóricos más importantes del país, que experimentó cuatro estadios de civilización y fue quemada tres veces, es por ello que se la llama también, “La Ciudad Quemada”.

Las excavaciones de la ciudad se iniciaron en 1967 cuando el profesor Mauricio Tosi  (arqueólogo italiano) y sus colegas se unieron a un equipo iraní. Luego, entre 1988 y 1989, las excavaciones las realizó el Dr. Mansour Sajadi con el auspicio del Centro de Patrimonio Cultural de Irán y la Organización de Turismo. Pero a pesar de las 10 temporadas de continuas excavaciones, publicaciones en 170 libros y papers en distintos idiomas como el inglés, japonés, alemán, español y persa, La Ciudad Quemada es un sitio que aún contiene muchos secretos.

nota06_01

La ciudad quemada

Basándose en los descubrimientos hechos en la región, se vuelve evidente que la urbanización estuvo presente en la ciudad hace 5000 años atrás y que la misma fue un punto de convergencia entre las civilizaciones Persa, India, China y Mesopotámica.

En el área se han identificado colinas, como la número 32 que se inscribió en la lista de patrimonio cultural de Irán el 30 de diciembre de 2005 y la colina más grande, la numero 383, con un área de 36.000 metros cuadrados. Por otro lado, se informó que el sitio más lejano se encontraría a 25 kilómetros de la ciudad, lo que mostraría su gran extensión.

Las excavaciones actuales en La Ciudad Quemada han llevado al descubrimiento de 100 sitios prehistóricos más. Richard Fray, un arqueólogo americano comentó que el número total de sitios prehistóricos e históricos en esta ciudad de 5.000 años llegaría a los 400. Sin embargo, Alireza Khosravi, jefe del Centro de Investigaciones de La Ciudad Quemada, anticipó que el número podría incrementarse, ya que espera encontrar cerca de 800 sitios más, hasta que finalicen las excavaciones.

Por último, dentro de la lista de sitios prehistóricos, se encuentra la provincia Mazandaran, con un gran potencial arqueológico y centro de un gran florecimiento cultural y urbano en la antigüedad.

nota06_02

Manzandaran

En un intento por preparar un mapa arqueológico de Mazandaran, grupos de investigadores divididos en 16 equipos descubrieron 400 sitios históricos tan sólo en la primera semana del proyecto. Además, se anticipó que el número de sitios históricos en la provincia del norte de Irán podría llegar a los 10.000. Confirmando las suposiciones, los sitios pertenecerían a distintas épocas prehistóricas e históricas.

Según Ali Mahforouzi, arqueólogo y jefe del Centro de Investigación del Patrimonio Cultural, y el departamento de turismo de la provincia de Mazandaran, la provincia fue divida en 16 secciones, por lo tanto hay 16 equipos trabajando en ella. Estos consisten en arqueólogos y expertos geográficos que se dispersaron por distintas regiones.

El proyecto comenzó en Galoogah, la parte más al este de Mazandaran y luego en Ramsar en la zona más hacia el oeste, pero debido a que está por comenzar la temporada de lluvias, se le ha dado prioridad a las áreas que sufrirán más. Además, se construirá un mapa especial de las áreas montañosas y se determinará su estado.

Por otro lado, los investigadores no saben aún si se han producido excavaciones ilegales.

Los arqueólogos esperan que el proyecto lleve al descubrimiento de evidencia acerca de la cultura de Kura-Aras (de la región de Qafqaz), las culturas prehistóricas e históricas de Turkmenistán y la civilización del Irán central.

Por último, es importante destacar el artículo publicado en la revista “Science”, publicado por el investigador y escritor Andrew Lawler, donde propone otra visión del origen de la civilización. Andrew es un investigador que escribió para la revista del “Smithsonian Institut”, “National Geographic”, “Columbia Journalism Review” y la “American Archaeology”, entre otras.

En el artículo se menciona que anteriormente se consideraba la hipótesis de que la civilización había nacido hace 5.000 años a lo largo del río Éufrates en Mesopotamia, el Nilo y el Indo. Pero los arqueólogos están trabajando en una nueva hipótesis que consideraría que la zona desde las estepas rusas hacia Irán y la península Arábiga podría haber tenido ciudades en la misma época. Esto sugeriría una nueva visión al surgimiento de las primeras ciudades.

La nueva visión ofrecería una comprensión más compleja con docenas de centros urbanos entre Mesopotamia y el Indo, intercambiando tecnologías, arquitectura e ideas con otras zonas del Asia Central, Irán y la Planicie Arábiga. Una evidencia de esto podría ser: el cobre de Omán, encontrado en Mesopotamia, las cerámicas de Omán, halladas en el Asia Central y  los sellos de Mesopotamia y la región del Indo, junto con productos iraníes, encontrados en Gonur (Turkmenistán).

Estas evidencias se presentaron el mes pasado en Rabean (Italia) una de las primeras conferencias donde arqueólogos de distintos países, discutieron acerca del origen de la civilización.

Aqueménidas, Partos y Sasánidas

Uno de los sitios del cual se están derivando varios descubrimientos es la antigua “Muralla de Gorgan”. También conocida como “El Muro Defensivo de Gorgan”, se extiende a través de 200 kilómetros a lo largo de la costa sur del mar Caspio. Es la muralla más antigua y larga de Irán, lo que la convertiría en la segunda más larga del mundo, luego de la Gran Muralla China.

Los estudios arqueológicos sugieren que se habría construido en la época Sasánida o durante la dinastía Parta, con el fin de proteger a Irán de las invasiones del norte.

Excavaciones conducidas por equipos británicos e iraníes descubrieron cerca de la muralla 30 sitios históricos pertenecientes a las épocas Sasánida y Parta.
Según Hamid Omrani, jefe del equipo británico-iraní, la mayor cantidad de ellos fueron encontrados en el sector norte de la muralla.

Previo a esta excavación, el equipo ya había encontrado un gran fuerte de 64 hectáreas a un kilómetro de distancia de la muralla. En el mismo habían trabajado: un equipo iranio-británico, expertos del Centro de Patrimonio Cultural de Irán y la ICHHTO.

nota06_03

Fuerte muralla de Gorgan

El fuerte posee una ciudad localizada en el sector sur del muro de Gorgan, tuvo control sobre la fortaleza. Por otro lado, los estudios de los investigadores ya han podido establecer como habría sido el estilo arquitectónico de la misma.

Hamid Omrani dijo que el interior del fuerte conocido como Kharabeh y que estaba dividido en cuatro secciones a lo largo de un canal. Las áreas de los alrededores sugerirían que el mismo se realizó en adobe y ladrillo.

Por otro lado se localizó nuevamente la inscripción perdida del rey Xerxes en Anatolia. Aparentemente, hace 100 años atrás una copia de la inscripción habría sido descifrada por Ronald Kent, un lingüista y experto en el lenguaje persa antiguo, pero su ubicación había sido perdida. Sin embargo, los esfuerzos de una pareja irania han llevado al redescubrimiento de la inscripción cerca del río Van en Anatolia, según anuncios de Gholamreza Ramezani, del Instituto Iranio de Investigación Growth.

nota06_04

Xerxes

Considerando la existencia de una gran cantidad de inscripciones en el área del Van, las fotografías sacadas por la pareja irania fueron enviadas a un grupo de expertos en Teherán para que las estudien y comparen con sus conocimientos acerca de la inscripción perdida.

Localizado en la provincia de Irán, Bolaghi Gorge es otro de los sitios que se han destacado en las últimas temporadas de excavaciones. Contiene un gran número de sitios históricos, de los cuales 133 fueron descubiertos durante campañas de salvación conducidas por Irán y otros 8 países. Pero lamentablemente se ha construido una represa en Sivand y, como consecuencia, miles de sitios arqueológicos serán sumergidos, perdiendo la posibilidad de estudiarlos o descubrirlos.

Uno de ellos es el centro de producción de vino perteneciente a la dinastía Sasánida, que será sumergido si no es trasladado a otro sitio. Es uno de los más completos de los encontrados en Irán y fue descubierto durante la segunda temporada de excavaciones arqueológicas conducidas por Irán y Polonia en Bolaghi Gorge.

nota06_05

Centro de producción de vino

Según el jefe de la expedición, la construcción consistiría en una superficie en forma de pendiente con dos pequeñas piletas. Los Sasánidas pasaban el jugo por ambas piletas y luego lo ponían en una gran jarra.

El objetivo para rescatar este sitio, sería trasladar el material al centro de investigación Parse Pasargadae.

Por otro lado, una represa también podría sumergir 56 tumbas del periodo post Aqueménida, del periodo Sasánida y varios centros industriales Sasánidas, descubiertos en la ciudad de Sassnian.

Alireza Jafari Zand, cabeza del equipo de excavación, comentó que las tumbas ya habían sido saqueadas por la población local, cuando se enteraron que las mismas serían sumergidas por la inundación del Salman-e Farsi.

Se descubrieron muchos objetos que demuestran la relación cercana establecida entre la provincia de Fars y el Golfo Pérsico, como los collares diseñados con caparazones del golfo pérsico. En uno de estos se encontró el diseño de la cara de un hombre de la era post Aqueménida, lo cual recuerda a aquellos encontrados en el sitio arqueológico Shamsi en la provincia de Khuzestan.

Tumbas del periodo post aqueménida

Tumbas del periodo post aqueménida

Las tumbas fueron hoyos en las rocas y estaban marcadas con piedras de distintos tamaños.

Durante las excavaciones en el este de la ciudad los arqueólogos encontraron un gran número de talleres industriales, como hornos para cerámica y forjas. Y por el estilo arquitectónico de los talleres, los arqueólogos concluyeron que seria un sitio industrial.

Actualmente el ministro de Irán prometió no llenar la reserva y mantener el nivel de agua acordado con el centro de patrimonio cultural de Irán y la organización de turismo, hasta que las excavaciones en la ciudad finalicen.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas