Still Walking (Aruitemo, aruitemo. 2008)

41BxaxAi9LL

Gracias a la distribuidora IFA Cinema, hace poco más de un mes se estrenó en nuestro país Still Walking (2008), del japonés Hirokazu Kore-eda. Eso sí, con otro nombre. En Argentina se la puede ver como “Un día en familia”. El propio director la resume: “En los últimos seis años he perdido a mi madre y a mi padre. Ahora, en mi papel de hijo mayor desagradecido que siempre usó las obligaciones laborales para excusar sus largas ausencias, me invade el pesar: “Si hubiera sido más….”, “¿Por qué les dije eso?” “UN DÍA EN FAMILIA” se basa en los pesares que todos compartimos”.

La termino de ver. Me siento en la computadora para empezar la review. En mi cabeza retumba una ambigüedad en forma de interrogante. ¿Una gran película, minimalista, densamente (por citar a David Oubiña) bella, de esas que hay que ver antes de morirse? o por el contrario, ¿acabo de tirar casi dos horas de mi vida a la basura?

Pienso. Hago un rewind mental. Me llama poderosamente la atención la forma en la cual Kore-eda plantea a sus personajes. El papá machista, obstinado, testarudo, orgulloso; la mamá, que oculta detrás de una coraza de simpatía y buen humor una personalidad obscura, ventajera, vengativa, y rencorosa. La hija menor, también ventajera; y el hijo, el protagonista (Ryota), una persona que intenta formar la familia que el mismo no tuvo, que intenta ser el padre que hubiese querido tener. Y sobre todo, que siente todo el tiempo que no es el hijo que sus padres hubieran querido tener.

¿Qué hechos llevan a esta familia a convertirse en disfuncional, o en realidad no tan disfuncional? La muerte de un hijo, la infidelidad, la falta de amor, y el sentimiento de que el tiempo pasa, y todo sigue igual. “Still Walking”. Aruitemo, aruitemo.

caminando

Lo que más me asombró de esta película es la forma en la que se puede contar algo tremendo, extremadamente duro de la forma más sencilla. Es como si hubiera apretado rec a una cámara intrusa y la hubiese dejado en una casa cualquiera por un día y medio. Y en menos de 48 horas sucede toda la historia.

El aniversario (en esta ocasión, el número 15) de la muerte del hijo mayor de una pareja de ancianos es la excusa para que, por lo menos una vez al año, toda la familia se reúna. Y, vamos, todos sabemos lo que pasa en este tipo de encuentros, donde cada uno está más viejo, con su propia familia, con menos paciencia. El poster de la película lo resume todo: “El amor y los rencores..; el amor y los secretos..; la nostalgia y la felicidad”.

La presencia de la muerte es muy fuerte en todo el relato, es un actor principal que el director pone en escena para estructurar el desarrollo del filme. Porque, y como dije en un principio, detrás de la muerte hay un montón de cuestiones que tiene que ver con “algo obscuro”: secretos, rencores, etc.

Entiendo a Still Walking como, además de un drama familiar, una crítica a la estructurada sociedad japonesa, que detras de instituciones como el matrimonio feliz está la infidelidad; y plantea, al igual que la premiada Okuribito (Departures), el tema del paso del tiempo a través de tres generaciones. Y Kore-eda lo hace con elegancia, serenidad y estilización, muy habitual en el cine nipón. Con detalles exquisitos como el cimbronazo entre tradición y modernidad cuando Ryota, a quien el padre culpa por la disperción familiar por no seguir su profesión -médico- y no hacerse cargo de la empresa familar, está en su antigua habitación frente a posters de Joy Division, o de CBGB, íconos de la cultura rock occidental.

De mi ambigüedad inicial, y el interrogante, me quedo con la primera. 100% recomendable.

still_walking

Biografía de Hirokazu Kore-eda

Nació en 1962 en Tokio. Después de licenciarse en la facultad de Literatura de la Universidad de Waseda, empezó a trabajar para TV Man Union, una importante productora de televisión, donde dirigió numerosos documentales premiados internacionalmente.

Su primer largo, Maboroshi no hiraki, ganó el Ozella d’Oro en el Festival de Venecia 1995. Su segunda película, Wandafuru raifu (Después de la vida) (1999), se estrenó en más de 30 países. Su tercera película, Distance, fue seleccionada a concurso por el Festival de Cannes 2001. Nadie sabe ganó el Premio al Mejor Actor en el Festival de Cannes 2004 y fue muy aclamada en todo el mundo. En 2006 escribió y dirigió Hana, su primera película de época, en la que exploraba el mundo de los espadachines y de la revancha en el periodo Edo.

fullwidth.913de332

Filmografía:

– 1994 MABOROSHI NO HIRAKI
– 1999 WANDAFURU RAIFU (Después de la vida)
– 2001 DISTANCE
– 2004 DARE MO SHIRANAI (Nadie sabe)
– 2006 HANA
– 2008 ARUITEMO ARUITEMO (Un día en familia)

still_wwwalking

Ficha Artística

Hiroshi Abe……….… Ryota Yokoyama
Yui Natsukawa………Yukari Yokoyama
You……………… ….Chinami Kataoka
Kazuya Takahashi……. Nobuo Kataoka
Shohei Tanaka……. Atsushi Yokoyama
Hotaru Nomoto………..Satsuki Kataoka
Ryoga Hayashi………… Mutsu Kataoka

Ficha Técnica

Director: Hirokazu Kore-eda
Guionista: Hirokazu Kore-eda
Productor: Yoshihiro Kato
Hijiri Taguchi
Música: Gonchichi
Fotografía: Yutaka Yamasaki
Montaje: Hirokazu Kore-eda

Japón
108 minutos
Año: 2008
Título en inglés: Still Walking

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Patricio Tesei

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir la barra de herramientas