Un libro interesante que encierra una investigación orientada a fortalecer un pensamiento político que cobra impulso de manera recurrente.

Otro eslabón en la evocación sistemática de aquellas víctimas de la guerrilla en los ´70.

Todo gira siempre alrededor de una vieja solicitada publicada en los medios de mayor circulación, en septiembre de 1979, cuando la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos llegó a nuestro país a realizar sus actividades.

Con aquella solicitada conocida bajo el título “En testimonio de la verdad”, un sector de la sociedad civil intentó justificar esa represión brutal, diseñada en dictadura y ejecutada por las Fuerzas Armadas que asumieron el gobierno de facto.

Vale recordar que, durante dos semanas la delegación de la O.E.A. se entrevistó con representantes de los más diversos sectores y escuchó la palabra de todos los interesados en dar testimonio sobre el estado de situación y sobre todo lo sucedido en el país en materia de derechos humanos en el transcurso de aquella década.

También importa recordar que, en aquella oportunidad, tanto las Fuerzas Armadas, como la Sociedad Rural, la Iglesia Católica y otras corporaciones e instituciones, como ser la Academia Nacional de Derecho, destacaban con insistencia la aparición previa de los hechos producidos por la subversión. Más aun, la Junta Militar presentó ante la Comisión un Informe pormenorizado titulado “El Terrorismo en la Argentina”; el contenido de la publicación oficial refleja, desde el punto de vista de la dictadura, lo que aquellos militares pensaban, o decían pensar, sobre el nacimiento, la evolución, el desarrollo y desenlace del “fenómeno terrorista”, en la República, entre 1959 y 1979.

No obstante su encendida defensa y pretendida justificación sobre los alcances de la represión; la respuesta del secretario ejecutivo y portavoz de la Comisión de Derechos Humanos, Edmundo Vargas Carreño, la encontramos en su declaración pública: “La Comisión sólo puede tramitar denuncias de violaciones de los derechos, cometidas por los gobiernos, y no puede hacer lo mismo respecto de los grupos terroristas, ya que es imposible considerar a estos grupos como sujetos de derecho internacional”. Han pasado muchos años desde entonces; avances y retrocesos – el Juicio a las Juntas; las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, los indultos y su derogación-.

Cuando la Justicia se puso en movimiento, desde más de un ángulo del escenario político, se insiste en equiparar a la guerrilla con el terrorismo de Estado.

Heridas no cicatrizadas; estrategias jurídicas.

“La teoría de los dos demonios”. Una discusión interminable sobre violencia y política.

Hace seis, o siete años, el filósofo Oscar del Barco en un texto de su autoría “No matar”, sugirió que tanto los militantes como quienes apoyaron a las organizaciones armadas en los años ´60 y ´70, serían responsables de las muertes cometidas por las agrupaciones. Este planteo del filósofo generó ruido en el mundo de los intelectuales, más que en el de los políticos. Respondieron, a ese ruido, Ricardo Forster, Nicolás Casullo, Horacio González, León Rozitchner, Tomás Abraham –entre tantas otras voces que se hicieron sentir-.Un mundo complejo de bases discursivas e ideológicas.

Sudamericana también publicó, en 2009, otro muy buen libro sobre este mismo tema; “Símbolos y Fantasmas”, de Germán Ferrari –Las víctimas de la guerrilla: de la amnistía a la “justicia para todos”… “¿Por qué la evocación en torno de las víctimas de la guerrilla implica siempre de manera explícita o velada una reivindicación de la última dictadura militar?”; Germán Ferrari parte de casos que considera emblemáticos-Argentino del Valle Larrabure, Pedro Eugenio Aramburu, Jordán Bruno Genta y José Ignacio Rucci- ; desde esos cuatro casos propone una mirada que operaría, ahora, como una respuesta anticipada. Y siguen sonando las dos campanas.

En “Los otros muertos”, los autores parten de la documentación recopilada por el Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas –CELTYV-; este libro reúne información sobre “las víctimas civiles del terrorismo guerrillero de los ´70”.

Impresiona el listado de víctimas – heridos, muertos, secuestrados-; la cantidad superaría ampliamente, y de manera asombrosa, los casos registrados por las Fuerzas Armadas, que fueron informados en aquel descargo presentado ante la Comisión de Derechos Humanos de la O.E.A. en 1979.

Obviamente, no se ve lo mismo desde un lugar distinto, aunque la distancia sea la misma. Según quién mira, y desde dónde lo hace, las diferencias pueden quedar tapadas detrás de aparentes equivalencias. Pero también puede suceder lo contrario. Para ver mejor es necesario pararse, sin más prejuicios que los razonables, sobre el contexto real, político-social, que imperaba en los ´70. Importa profundizar en un sostenido proceso histórico que lleva más de un siglo, mucho más.

manfroni-villarruel-los_otros_muertos

Titulo: Los otros muertos

Autores: Carlos A. Manfroni;Victoria E. Villaruel

Editorial: Sudamericana

320 páginas

Sobre El Autor

Ex funcionario de carrera en la Biblioteca del Congreso de la Nación. Desempeñó el cargo de Jefe de Difusión entre 1988 y 1995. Se retiró computando veinticinco años de antigüedad, en octubre de 2000, habiendo ejercido desde 1995 la función de Jefe del Departamento de Técnica Legislativa y Jurisprudencia Parlamentaria. Fue delegado de Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) - Responsable del Área Profesionales- en el Poder Legislativo Nacional. Abogado egresado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la U.B.A. Asesor de promotores culturales. Ensayista. Expositor en Jornadas y Encuentros de interés cultural. Integró el Programa de Literatura de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. Se desempeña en el Centro de Narrativa Policial H. Bustos Domecq. Es secretario de Redacción de Evaristo Cultural, revista de arte y cultura que cuenta con auspicio institucional de la Biblioteca Nacional (M.M.)

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas