Un hombre que se define a sí mismo mediocre, insensible, que se reconoce como alguien que no toma decisiones, a partir de un impulso y la posibilidad, roba una maleta en el aeropuerto y se pone en contacto con el universo de alguien que, aunque no traía valores económicos en su equipaje, arrastra a nuestro protagonista hacia universos sensoriales dormidos en él.

Los roles se desdibujan, aquí la policía que investiga es una línea tangencial, pero quien descubre universos propios y ajenos hasta involucrarse irremediablemente, es nuestro protagonista.

La vida gris de nuestro personaje principal se contrasta con el mundo que percibe a través de paletas de color en registros Pantone, nos dan la pauta de alguien que no tiene aún toda su sensorialidad sesgada por los fracasos permanentes y la costumbre de vivir en el oprobio de ser él mismo. Ser un permanente vagar, irrumpir y molestar, intentos de pasar desapercibido y la vida sin rumbo ni objetivos que se sacude ante la intensidad que florece desde el botín robado.

La mujer que no bajó del avión colma la vida de quien roba su valija como el humo que avanza en una habitación que se incendia, avanza y se genera un vínculo entre ellos que los convertirá en socios.

El lector junto al protagonista asisten al despertar fervoroso que genera invadir el universo de esa mujer de cuya vida habitamos a través de sus objetos, nos convertimos en voyeurs de alguien que es, en forma de ausencia, alguien que nos humaniza a través de sus errores.

la mujer que no bajo del avion - empar fernandez - editorial revolver

La mujer que no bajó del avión

Autora: Empar Fernández

Editorial: Revólver

254  páginas.

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Candelita Gomez

Nació en Buenos Aires en 1986. Trabajó durante quince años en diversas puestas en escena como directora, dramaturga, asistente y actriz. Exploró el universo audiovisual, realizó su cortometraje ESTERTOR y escribió otros guiones. Se formó en teatro, dramaturgia, danza Butoh y contemporánea. Colaboró en correcciones y traducciones de guiones de cine, poesía y narrativa. Trabajó durante ocho años en el Museo Nacional de Bellas Artes donde, durante el 2015, produjo el ciclo Bellos Jueves. Actualmente trabaja en la Biblioteca Nacional, se forma como docente en letras y escribe por necesidad vital.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir la barra de herramientas