Green Room. La sala donde -antes o después del show- los músicos bajan un cambio. Es esperable que ahí adentro pase de todo. Desde la birra y el pucho, a ciertas cosas de legalidad dudosa, si es que tienen alguna. Ahora bien. Imaginemos si el lugar es un nicho punk en un bosque el medio de la nada. Y dos, que está a cargo de una banda de nazis; aparte de los vicios vamos a encontrar una mina con un cuchillo clavado en la cabeza.

Así arranca Green Room, la tercera película de Jeremy Saulnier –Murder Party (2007) y Blue Ruin (2013)-, con los cuatro miembros de la banda de punk rock Ain’t Right atrapados en esa pieza junto con un cadáver, un matón y la amiga de la muerta, enfrentando su mala suerte. La misma mala suerte que los obligó a dar un último show en el lugar equivocado y en el momento equivocado.

Es en ese momento que la película deviene en una mezcla de thriller de asedio y el cine de terror, donde el peligro al otro lado de la puerta no tiene que ver con monstruos, sino con botas y cabezas rapadas, con muertos que se van apilando por escopetazos, machetazos o los dientes de un pitbull. Una violencia que no se ve todos los días. Para nada gratuita, para nada gore. Real. Que duele. Que se siente. Que en las manos de cualquier otro director hubiera terminado siendo un festival de sangre de un film clase B. Es en la habilidad del Jeremy Saulnier y en la calidad de los actores donde la película se fortalece y toma su identidad propia.

GREEN-ROOM-reseña -

Los The Ain´t Rights no son presentados como los típicos adolescentes de las películas de terror en el medio del bosque donde cada uno de ellos toma las peores decisiones posibles, ni tampoco son John McClane con remeras de The Misfits. Es el componente humano el que realza la obra de Saulnier, la que da lugar a los miedos y desesperación, a la empatía, y a cierto humor negro que arroja una bocanada de aire en medio de la asfixia, un lugar para respirar en una película donde la única luz es el fogonazo de una escopeta.

88b37bb1-295b-4630-9d08-9aa2688a3fd0-2060x1236

Si bien la historia hace foco en los Ain´t Rights, Saulnier no deja a Darcy & compañía como el mal sin rostro, sino que se toma el tiempo de mostrar sus jerarquías y sus maneras de operar. Y su lado humano.

Terrible, pero humano. Demasiado humano.

Salvo el asesinato disparador de la acción, el resto son nada más que consecuencias que tienen que afrontar. Nada que deseen o que les dé placer. Sólo las cosas que se necesitan para realizar el trabajo. Como que la banda suene bien, que la birra esté fría, o como que el pitbull se coma las cuerdas vocales de los miembros de la banda que ponen en jaque su negocio.

GreenRoom_600x889-600x889

Si hay una palabra que define Green Room es brutal. Una cinta de una historia archiconocida, un relato de género híbrido, a mitad de camino entre el policial y el terror, que hace la diferencia con el uso de una violencia intima e inevitable, que resulta fresca, tensa y, a la vez, catártica. Un tema punk de 94 minutos.


Green Room (2016)

94 Minutos.

Escrita & Dirigida por Jeremy Saulnier.

Elenco: Anton Yelchin, Patrick Stewart, Alia Shawkat, Imogen Poots

green-room-poster

green_room_ver6_xlg-620x919

green_room_ver5_xlg

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Nicolas Ferraro

Diseñador Gráfico titulado por la UBA. Trabaja en la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. Colaboró en la organización del Encuentro Nacional de Escritura en la Cárcel en sus dos primeras ediciones y diseñó la identidad visual . Participa en RASTROS: Observatorio Hispanoamericano de Novela Negra y Criminal y del Encuentro Internacional de Literatura Fantástica. Como entrevistador integró el volumen RASTROS: Entrevistas de Género Negro, editado por la Biblioteca Nacional y Evaristo Editorial en 2015. Como escritor, formó parte de la antología Paganos (Alto Pogo, 2014) con el cuento “La Sangre en las Manos”. Dogo (2016) , finalista del concurso Extremo Negro, es su primera novela. Es hincha de George V. Higgins, Donald Ray Pollock, Edward Bunker, James Sallis, Raymond Chandler, Jeff Nichols, James Crumley, Ben Affleck.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir la barra de herramientas