La directora Eloisa Tarruella, presenta una obra inspirada en la vida de Anïs Nin, la escritora erótica estadounidense, de origen franco- cubano que publicó sus diarios personales, escritos durante muchas décadas.

La sólida trayectoria de Tarruella aparece en la obra. Desde el trabajo de los actores, que cumplen su labor de modo impecable, técnica y artísticamente; la construcción de los espacios, la escenografía y su despliegue en la acción, la utilería (que es muy bella), el vestuario y la decisión de que sea un espacio de transición. Toda la puesta es justa y apropiada, compone una obra de calidad.

Si bien la dramaturgia no enfatiza en la obra escrita de la protagonista Anaïs Nin, ni en la de su amante Henry Miller, profundiza en la historia de amor, pasión y empatía profesional que tuvo lugar entre ellos. A su vez, sus respectivas parejas aparecen como satélites que pueden intentar manejar la situación pero sin éxito, la pasión que une a los escritores tiene fuerza propia.

Anais_1

Es interesante la reflexión a la que conduce la obra. Los rasgos de feminismo elegidos para presentar a Nin en esta puesta, aparecen como mero corrimiento de la norma. No hay nada de esa forma de feminismo que sobre viva en la actualidad. Hay inocencia en el personaje que compone Florencia Berthold, su distinguida Anaïs cree que al mentir protege, reniega del cuerpo femenino reproductor de prole para el sistema de producción, pero lo hace movida por la incertidumbre sobre la paternidad de su hijo. Por otro lado, el paso firme ante sus deseos, la libertad e impunidad de la que se vale para llevar adelante sus objetivos deja ver un espíritu potente que  la actriz desarrolla con genuina fluidez.

Hay mucha verdad en escena, en las cuatro actuaciones. Muchos besos y caricias. Muchas mentiras y muchos excesos, sobre todo de talento.

13388605_1288460264517301_1523068533_n

La obra se presenta los sábados a las 20 hs en el Teatro Pan y Arte, Boedo 876.

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Candelita Gomez

Nació en Buenos Aires en 1986. Trabajó durante quince años en diversas puestas en escena como directora, dramaturga, asistente y actriz. Exploró el universo audiovisual, realizó su cortometraje ESTERTOR y escribió otros guiones. Se formó en teatro, dramaturgia, danza Butoh y contemporánea. Colaboró en correcciones y traducciones de guiones de cine, poesía y narrativa. Trabajó durante ocho años en el Museo Nacional de Bellas Artes donde, durante el 2015, produjo el ciclo Bellos Jueves. Actualmente trabaja en la Biblioteca Nacional, se forma como docente en letras y escribe por necesidad vital.

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir la barra de herramientas