Sin caer en la teoría hedonista clásica que nos llevaría a meternos con epicúreos y cirenaicos y en una discusión vana, no podemos dejar de lado que a través de los tiempos, todos los seres humanos persistimos en la necesidad de lograr y experimentar el placer que nos acerca a la felicidad. En este aspecto no está libre de contenido el sexo y la muerte, quienes siempre juegan un papel preponderante en nuestras vidas. Hay algo cierto: el placer no es malo ni bueno, es parte del deseo y todo reside en cómo podemos encontrarnos con él y de qué manera llegamos a reconocerlo sin caer en el malestar, la insatisfacción o la infelicidad. La psicología positiva ha recorrido un largo camino en este asunto, marcando la huella en la “vida comprometida” y la “vida significativa” que nos conduce a la “felicidad auténtica”.

Laura Massolo con su novela BUSCOLAFELICIDAD.COM transita todo este sendero de una manera más sencilla, lo hace a través Patricia Mabel Bello, una joven en rebeldía con su entorno familiar, quien espera encontrar su destino en un foro donde sus integrantes son seres vulnerables atravesados por la indiferencia.

Nace mientras uno lee esta novela la visión del ser y del tener. Patricia corre alocadamente detrás de una posesión (situación social, dinero, una propiedad), aunque sabe desde su precariedad que hay otra vida que depende de ella (libertad, amistad, amor, paz consigo mismo). Disfrutar de una cosa no presenta demasiado interés, disfrutar de un momento de sabiduría es uno de los grandes instantes de la vida.

Patricia Mabel Bello es una treintañera que vive en un hogar donde todo lo marginal transcurre cotidianamente. Negocios sucios, venta de drogas, violencia doméstica, abuso sexual y las bajezas propias de una especie de seres humanos a los que no les cabe el reconocimiento de familia. Patricia se escapa, huye, se recuesta en un foro donde la realidad virtual la impulsa a ser otra persona. Ante la miseria humana que la golpea en su casa, la ventana salvadora que la invita a respirar un aire fresco.

A Patricia le direccionan su vida, la pareja de su madre espera que ella termine el curso de cocina así puede deselvolverse en la vida. Robledo es un personaje siniestro, un matón doméstico que golpea a Ester, la madre de Patricia; esta aguanta porque la mantiene. Ester le roba a Robledo la plata para que Patricia pueda ir al psicólogo, que no es psicólogo sino acompañante terapéutico. Todo el infierno transcurre en unos monobloques frente al cementerio y cerca del aeropuerto de Ezeiza.

Patricia es en el foro Tristeza y su guía espiritual Sabio, un encantador de serpientes que recurre a frases hechas para deslumblar a sus seguidores. Para Patricia las cosas importantes de la vida son tener novio, casarse, criar hijos, hacer amigos y ser linda. Algo que la acerca a Flavia, su amiga del alma, a quien le cuenta sus secretos y que es la hija de la dueña de la peluquería donde todo se sabe y comenta. A Flavia le interesa la vida de los artistas, la música nueva. “Yo te banco, Patri – le dice- pero vos no sabés nada del mundo y podrías ser re top y aprender danza y ponerte divina todos los días”.

Patricia sabe que su vida no es un lecho de rosas: “Mientras Tristeza es Tristeza todo el tiempo en la casa pasan cosas que a Patricia no le interesan. Hay ruidos, suena el timbre, se oyen portazos, discuten, buscan cosas, las esconden, se pelean. De repente corren. A veces viene un policía y se queda tomando mate con Ester y con Robledo. A veces viene otro policía y lo atienden en la puerta, y tienen que contestar preguntas con mentiras. Depende”.

La felicidad está afuera de ese infierno, lejos de esa madre “que tiene cuarenta y siete años y aparenta tener sesenta”. La felicidad para Patricia es de los otros, de esos que sólo conoce como Nicole, Nerón, Quietud, Poeta, Medusa, El Rey, Príncipe u Oblicuo. Su camino está en alejarse porque todo será distinto una vez que tenga el pasaporte en sus manos y vaya al encuentro del mundo. Pero su historia no es un carnaval carioca. “Buenos Aires es dolorosa si se la camina con dolor, si la búsqueda de la felicidad termina en un río que parece sucio, si la felicidad queda del otro lado del río, del mundo y del océano y encima a dos semanas de distancia aproximadamente y en un pasaporte que tiene que llegar al mismo lugar donde quizá está la muerte, una muerte con la cara de su madre y los puños recios de Robledo, una muerte que Patricia decidió envasar en la latita verde donde va transportando la felicidad”.

Los pobres siempre pierden y Patricia no es la excepción: “Esa noche Patricia tuvo que irse a dormir a lo de Flavia porque Robledo le quería pegar; decía mirá qué hija de puta se quería ir con la guita, mirá que hija de puta esta tetona de mierda, me quería cagar, mirá que hija de puta, y se hace la mosquita muerta, y la voy a matar. Ester se puso en medio de los dos y ella se pudo escapar a tiempo”.

Ahora Patricia Mabel Bello sabe que con sus treinta años nada puede hacer. La profesora de cocina le hace la torta de cumpleaños y le presta el salón para la fiesta, el vestido se lo regala Flavia. La felicidad le llega cuando menos la esperaba. A veces los locos le piden al cielo poco. A veces la felicidad debería ser algo tangible.

Laura Massolo escribe cuento, novela, poesía y teatro. Coordina talleres literarios desde 1990. Sus cuentos, publicados en Argentina, España, Francia, Perú, Brasil, Austria y Estados Unidos, obtuvieron, entre otros, los siguientes primeros premios: En España, el “Miguel de Unamuno”, el “Demetrio Cañizares”, el Premio de Relatos Breves “La Radio” el Premio “Villa de Iniesta”, el Premio “Nosotras y Ellos” y el Premio “Gabriel Aresti”, además de resultar finalistas en los certámenes “Vargas Llosa Nh de Relatos”, “Manuel Llano”, “La Felguera”, “Carmen Martín Gaite”, “Julio Cortázar” de la Universidad de Murcia, “Semana Negra de Gijón”, “Ana María Matute” de Ediciones Torremozas, “Ciudad de Jerez”, “Villa de Mazarrón”, “Ciudad de Martos”, “Ciudad de Elda”, “H.P. Lovecraft de Cuentos de Terror”, “Les Filanders”, Internacional “Avon”, “Max Aub” y “Ciudad de Colindres”. En Perú, recibió el Premio Internacional “Copé de Bronce”.

Entre sus libros publicados podemos citar: Al borde (Cuentos), Buenos Aires, 1999, Afuera estaba el mundo (Poemas), Buenos Aires, 2001, Y amén (Poemas), Valencia, España, 2002, Armar un cuento (Teoría), 2003, Buenos Aires. Todas las muertes son más graves (Poemas), Villanueva de la Cañada, España, 2005, Desterrado Ángel de la guarda (Poemas), Buenos Aires, 2009, Vocabulario enfermo, (Poemas), Buenos Aires, 2010, Cara de pájaro (Novela) Buenos Aires, 2011, Armar un cuento (Teoría), reedición 2013, Buenos Aires, Al borde (Cuentos), reedición 2013, Buenos Aires, Sujeto compuesto (Cuentos), 2014, Buenos Aires.

599223c0

Titulo: Buscolafelicidad.com

Autora: Laura Massolo

Editorial: Del Nuevo Extremo.

136 páginas.

Finalista del concurso Extremo Negro 2015.

 

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Jose Maria Gatti

José María Gatti es psicólogo social, periodista e investigador.. Se especializa en la obra de Ernest Hemingway y colabora en distintas publicaciones del extranjero analizando la vida del escritor. En 2010 su bitácora www.lapipadehemingway.blogspot.com fue seleccionada por Technorati, el principal buscador automático de blogs, entre los 10 mejores blogs temáticos sobre Ernest Miller Hemingway. En el 2012 su cuento La leyenda del vino resultó finalista en el Concurso de Relatos Cortos Tinta, sangre y vino, organizado por las Bodegas Paternina (Logroño -España), con motivo del 55 aniversario de la visita del escritor a la bodega. En mayo de 2014 participó como ponente, con su trabajo Lo policial en Hemingway, del Cuarto Festival Azabache. Negro y Blanco, en Mar del Plata (Argentina). En setiembre, representó a la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, en el V Festival Medellín Negro (Colombia) con su ponencia El sicariato colombiano en Argentina. Ha publicado Tres ensayos sobre arte latinoamericano (1980), En tren de charlas (1982), Hola Hemingway. Una mirada centenaria (1999), Ladrón de desalmados (2004), Gente de palabra (2005), La pipa de Hemingway (2008), Víctimas Inocentes (2013) y Carne en flor (2015).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir la barra de herramientas