Correspondencia 1939-1969 nos permite leer por primera vez en español el epistolario completo entre Theodor W. Adorno y Gershom Scholem, publicado por la editorial alemana  Suhrkamp en el 2015. Martina Fernández Polcuch y María Graciela Tellechea llevan a cabo la traducción del vértice que faltaba para reconstruir “el triángulo epistolar” conformado por tres de los pensadores críticos más influyentes e importantes del siglo XX, ya que, en la misma editorial Scholem publicó en 1980 su correspondencia con Walter Benjamin y en 1994 Henri Loritz publicó el intercambio entre Adorno y Benjamin.

Durante el primer año, Scholem y Adorno no sólo intercambiaron materiales y opiniones en sus cartas, sino que también compartieron la preocupación por la vida de Benjamin que escapaba de Francia tras la ocupación de las tropas nazis. A pesar de tener la visa estadounidense, no contaba con el permiso para salir del país, por lo que en 1940 intentó cruzar la frontera en Portbou con un grupo de mujeres entre las que se encontraba Hedi Gurland, fotógrafa, esposa de Erich Fromm y testigo del suicidio. La amenaza de volver a ser deportado a Francia y  el cansancio físico de la huida lo llevó a tomar morfina la noche anterior a ser salvado, le cuenta Adorno a Scholem, que culmina  el desgarrador relato de los últimos días de Benjamin diciéndole: “Le pido encarecidamente que me escriba. No tengo la menor idea de cómo se sigue después de la muerte de Walter”.

Sin embargo, las cartas sugieren que ambos encuentran la manera de seguir adelante emprendiendo la tarea de reunir toda la obra de Benjamin y de “ocuparse de conservar digna su memoria”. De esta manera, y tal como se señala en el Posfacio a la edición, Correspondencia se transforma en un libro sobre otros libros, los corresponsales y escritores se transforman en editores que cuentan el detrás de escena de la recopilación y el armado de un legado. Por otro lado, la muerte del amigo en común es la sustancia aglutinante entre Scholem y Adorno que, a medida que avanzan los años y la reciprocidad, la relación se vuelve más y crece tanto el cariño como el respeto por la opinión del otro. La correspondencia se mantiene de forma casi ininterrumpida durante 30 años hasta la muerte de Adorno, luego de la cual, Scholem intercambia correspondencia con su mujer, Gretel Adorno.

La edición que publicó Eterna Cadencia está minuciosamente comentada en notas al pie que resultan imprescindibles para comprender que las cartas funcionan como un documento de época, en la que cada una de las personas nombradas tiene una historia digna de ser contada, donde cada anécdota es un testimonio de las víctimas de los acontecimientos más oscuros en la historia de Alemania y de los sobrevivientes que se convirtieron en los mayores teóricos de posguerra.

TAPA CORRESPONDENCIA-sin foto

Titulo:Correspondencia 1939-1969

Autores: Theodor W. Adorno/Gershom Scholem

Traducción: Martina Fernández Polcuch y María Graciela Tellechea

Editorial: Eterna Cadencia

544 páginas

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Noelia Pistoia

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir la barra de herramientas