La pasada Navidad el Museo Nacional de Bellas Artes cumplió 120 años y el festejo fue acorde a su nacimiento. La muestra conmemorativa, curada por Ángel Navarro, miembro del Área de Investigación del MNBA, destaca las obras fundacionales, algunas de las cuales forman parte en la actualidad del guión permanente por su valor y relevancia en la historia del arte.

120-anos-de-bellas-artes_expo-120

En el segundo piso del Museo podremos encontrarnos con una exposición que desde la museografía invita a imaginar y transitar la estética de las salas en la época en que el Museo, hoy emplazado en el antiguo Palacio de Aguas y fundado en el Bon Marché (hoy Galerías Pacífico), contenía plantas y decoraciones en las paredes, así como una ubicación de las obras que hoy podría parecer sobrecargado. A su vez se encuentra expuesto el diploma inaugural firmado por las autoridades, encabezado en tipografías Art Nouveau y protagonizado por el poema que Rubén Darío escribió para nuestro principal Museo Nacional. Este objeto pintoresco y significativo colabora aún más a que la experiencia de la muestra nos ponga en contacto con el valor cultural que tuvo la apertura de un espacio dedicado al arte para que los jóvenes aspirantes a artistas pudieran nutrirse y conocer el arte que se producía en Europa, así como las obras que los becados por el Estado Nacional habían producido, dando nacimiento a lo que conocemos actualmente como Arte Argentino.

102_473b0004

Tanto la muestra como la visita guiada que ofrece gratuitamente el Museo todos los días, hacen hincapié en el valor que tuvieron las donaciones privadas en la construcción de un acervo que se inició con 160 obras y en la actualidad asciende a más de 12.000, también gracias a donaciones, pero nutrida así mismo por la compra de obras por el Estado Nacional.

102_473b0017

Impulsado por los destacados miembros de la fructífera generación del ochenta, el Museo fue un espacio de permanente expansión tal como su fundador Eduardo Schiaffino lo soñó. La muestra refleja esto a partir de la exposición no sólo de las obras fundacionales sino de fotografías, documentos y material de archivo donde puede verse, por ejemplo, la mudanza al actual edificio emplazado en Avenida del Libertador. A su vez, al recorrer el Museo en sus tres plantas, podremos ver una señalización junto a obras fundaciones a fin de identificarlas y reconocerlas como parte del Museo desde el principio de su existencia. La muestra también revela grandes descubrimientos que tuvieron lugar a partir del estudio de las obras a mano de los profesionales y estudiosos que han trabajado en el Museo, pudiendo conectar así el valor del recinto no sólo como espacio de estudio o contemplación, sino como ámbito de investigación práctica.

102_473b9998

La cereza del postre es para mí sin duda la obra que recibe al público en el hall del Museo. Bacante de Arturo Dresco, escultura que además de fundacional ha sido restaurada por el Profesor Raúl Alesón de manera extraordinaria durante años, expuesta luego de muchos tiempo durante el 2013 en la muestra Memoria de la escultura. El proceso de trabajo de que fue durante años jefe del Área de Restauración del Museo fue destacado en medios de comunicación por representar una gran labor profesional, pero sobre todo una inmensa tarea y experiencia de investigación. A partir de esto podemos ver en la muestra de los 120 años de nuestro Museo Nacional de Bellas Artes obras que aún hoy tienen vida, materiales que se siguen investigando, descubrimientos que siguen teniendo lugar, equipos de trabajo que se siguen sorprendiendo y alucinando.

63_13_esculturas_08

La muestra cierra el 26 de febrero de 2017, podés obtener más información sobre la muestra y el Museo Nacional de Bellas Artes consultando su web: www.bellasartes.gob.ar

102_473b0052

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Candelita Gomez

Nació en Buenos Aires en 1986. Trabajó durante quince años en diversas puestas en escena como directora, dramaturga, asistente y actriz. Exploró el universo audiovisual, realizó su cortometraje ESTERTOR y escribió otros guiones. Se formó en teatro, dramaturgia, danza Butoh y contemporánea. Colaboró en correcciones y traducciones de guiones de cine, poesía y narrativa. Trabajó durante ocho años en el Museo Nacional de Bellas Artes donde, durante el 2015, produjo el ciclo Bellos Jueves. Actualmente trabaja en la Biblioteca Nacional, se forma como docente en letras y escribe por necesidad vital.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir la barra de herramientas