kz hace ocho años empuja su proyecto musical desde el cual su rock produce conceptos que se vuelven audiovisuales. Vocalista de la banda Cisma Rock donde junto a los otros miembros desarrolla un rock indómito. El grupo dedicará este 2017 a despedir su anterior disco y producir su tercer disco estudio.

16700435_1362066987189313_6534463006364424183_o

¿Cómo nació Cisma Rock?

Un amigo tenía una banda, me presentan a Sergio Riveros (Moonkey) porque teníamos que filmar un videoclip; yo estudié cine, me ofrecen filmar la banda y me pareció importante antes que nada conocer a la banda. Cuando lo conozco se genera una amistad tremenda y me mete en ese under del rock que yo hasta ese momento no conocía. Saliendo con él, noche de gira tomando algo, empezamos a cantar canciones a los gritos y él me dice que tenía buena voz y que hiciéramos algo. Pensé que podía estar bueno, en mi vida me había imaginado que podía cantar. Le dije que sí, siempre y cuando él me diera el tiempo para armarme como cantante, tiempo para tomar un par de clases. Le dije, hacemos una canción, si lo que hago realmente sirve lo hacemos, si no queda ahí. A medias tintas nada. Me trajo las canciones que él tenía, que había armado para un preproyecto que no había funcionado y las volvimos a hacer. Decidimos grabarlas para tener un demo para mostrar. En ese momento surge un concurso bastante grande en Berazategui donde si ganabas el concurso te grababan el disco. Finalmente el demo termina siendo un buen demo. El concurso no lo ganamos pero tuvimos la posibilidad de hacer como primer fecha un evento con mucho público para el día de la primavera. Empezamos a tener fechas con buen público, el demo había gustado mucho y decidimos hacer el primer disco con dos temas del EP y once temas más. Nos fue bárbaro con ese primer disco, fue épico.

Nuestro público a su vez, es gente perteneciente al under de otra época, por eso los dueños de los boliches nos aman, porque es gente que viene a escuchar una banda, a tomarse una birra y toman. La primera vez es tranqui, la segunda te piden que vayas. Pero mi intención es trascender como artista.

Después nos jugamos a hacer el segundo disco, pero no estuvimos conformes con el resultado, no sonó como queríamos hacerlo sonar, así que lo tocamos en vivo hasta gastarlo.

16649527_1364330260296319_5982408920409198064_n

¿Con qué género se identifican?

Nosotros tenemos un lema que nos identifica, rock indómito, indómito es indomable, y cuando nos preguntaban qué género hacemos y respondíamos rock nunca alcanzaban, preguntaban, rock canción, rock chabón, rock melódico, rock pop… No, el rock es rock, pero como no alcanzaba empezamos a decir rock indómito, lo indomable del rock que podía ser todo en sí mismo. Porque es cierto que en algún momento nuestras canciones pueden tocar con la balada, con el reggae, después a algo más rockabilly, pero lo que cambia es un ritmo pero el sonido permanece en la misma línea.

Un poco el rock que la banda consume, no caer en el rock canción más barrial porque nunca va a ser nuestra esencia.

¿Hay una búsqueda audiovisual desde los videos, cómo nació? ¿lo plasman en su sonido?

Hicimos dos videos afuera, el último fue a partir de un viaje que hice a Pripyat, Ucrania. Fui con la idea, desde el principio de hacer el video, fui a filmar. Dije, me voy a Chernóbil.

¿Por qué a Chernóbil?

Tiene que ver con las estéticas de los discos, el primero se llama Atómico, porque la idea del disco era que tenía que explotar. A su vez lo atómico también tiene que ver con la estética de Dalí Atomicus, donde todo está en suspensión. Cuando hicimos la foto del grupo tomamos esa idea. Y se nos hacía muy presente ese concepto, el de la era atómica y el devenir de la humanidad con la energía nuclear y una de las letras habla de que todo eso se fue al carajo y acá estamos hoy… Ese era el concepto atómico que traía ese disco. De hecho el interior del diseño también tenía que ver con la tabla periódica, todo iba en esa dirección, estructura atómica, masa atómica. Cuando hicimos el disco en vivo nos vino a la mente la idea del sobrevivir a lo atómico, así se llamó el disco Sobrevivo y ahí mismo apareció Chernóbil. Me puse a investigar sobre la planta y me metí en esa, en un mundo hermoso. Pensé que no se podía entrar a la planta pero sí, pagás una moneda, todo muy ilegal, hay un tipo que hace un bajada, es todo un arreglo, muy argentino. El tipo tiene contactos para dejarte pasar y entran una camionetita o dos por día, con doce personas todos los días, nos hacen pasar por un sistema de radiación, de chequeo, una movida muy de queruza. Fui con la go-pro, el trípode, tuve que ver cómo hacer los planos, además estaba solo. Por suerte el grupo de las doce personas con las que entré eran re copados todos y les avisé, vengo a filmar un video clip, tengo una banda, así que cuando ustedes terminen de sacar fotos yo voy a filmar, hubo uno que me quiso ayudar a filmar.

Lo más increíble es que cuando estaba listo para mostrar fue justo para cuando se cumplian los treinta años, no lo podía creer. Lo sacamos exactamente ese día.

16406598_1347455791983766_1061586336283839471_n

¿Incluyeron en alguna instancia un marco del contexto?

Sí, para la presentación del video.

Entonces sí tienen ustedes un concepto que los acompaña mucho

Cuando te gusta la música y entrás por las melodías que hacés, pero al bajar esa letra entendés que se está hablando de otra cosa y que eso encima viene a la par de una estética visual o de diseño o audiovisual, eso para mí es la gloria. Y eso lo tiene la banda desde el primer día, llevado a las posibilidades que uno tiene.

¿Para cuándo el próximo disco?

Justamente ahora vamos a hacer un nuevo disco, estamos en preproducción, y nuestra idea es generar canciones más melódicas, tal vez menos distorsión en las guitarras, de alguna manera sería como pensar en canciones con otro color.

Lo más inmediato va a ser el lanzamiento de otro videoclip, un lyric más y unos temas acústicos, esto sale todo a mediados de marzo, es la manera de terminar de cerrar nuestro disco anterior y poder producir mientras el tercer disco en estudio.

¿Cuál es el motor de la banda?

Creo que lo más lindo de la banda es que somos cinco tipos que tenemos a la banda como prioridad, aunque tres tienen una familia, pero para todos el compromiso con el proyecto, un ensayo, es irremplazable, está antes que cualquier cumpleaños. Hay que tocar. Buscar lugares, formarnos permanentemente, producir.

16508367_1359905384072140_5891064108884118207_n

Más allá de haber entablado una profunda amistad con uno de los miembros de Cisma, ¿encontrás amigos en los otros miembros?

La banda es mi vida, lo dije el otro día en una radio y se me cagaban de risa. Cuando estás en esto, cuando haces rock, el rock se vuelve tu manera de vivir. Todo gira alrededor de eso, mis amigos de la infancia los veo poco porque mis amigos hoy son realmente los amigos de la música.

¿Cuáles son tus referentes?

Miles, creo que si digo uno solo me tiro tierra por dejar afuera a los otros… Los de la infancia son los que más fuerte sigo sintiendo hoy en día. Elvis, Michael Jackson, son cosas totalmente antagónicas al lugar donde yo estoy, pero sin embargo para mí son el a b c del porqué estoy.  SI me preguntás qué tiene que ver la música de Michael Jackson con el rock que yo hago, te respondo que todo. Que el tipo generó tantas cosas, o si me decís quién es Elvis,  es el primer rockstar de la historia.

Mientras tanto están los tipos que te influyen más hoy, las bandas que uno admira. Me gustaría por ejemplo tener la simpleza de la voz de Eddie Vedder, el cantante de Pearl Jam. O tener los agudos de Bruno Mars.

¿Que te gusta leer?

Sí, me pasa que cuando no sé a dónde ir con una letra o cuando estoy mambeado pido un libro que me recomienden.  Estuve leyendo mucho material espiritual. Estuve leyendo mucho a Brian Weiss, investigué bastante sobre las terapias de regresiones y lo une con las vidas pasadas, su teoría es sobre almas eternas y reencarnación, la búsqueda de ascender.

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Candelita Gomez

Nació en Buenos Aires en 1986. Trabajó durante quince años en diversas puestas en escena como directora, dramaturga, asistente y actriz. Exploró el universo audiovisual, realizó su cortometraje ESTERTOR y escribió otros guiones. Se formó en teatro, dramaturgia, danza Butoh y contemporánea. Colaboró en correcciones y traducciones de guiones de cine, poesía y narrativa. Trabajó durante ocho años en el Museo Nacional de Bellas Artes donde, durante el 2015, produjo el ciclo Bellos Jueves. Actualmente trabaja en la Biblioteca Nacional, se forma como docente en letras y escribe por necesidad vital.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir la barra de herramientas