No solo en el idioma sánscrito, el cual me encuentro estudiando, reposa la noción que niega la sustancia anteponiendo una vocal vacía. En la palabra anormal, la a que se antepone cumple la misma función. La de negar lo que sigue a continuación. De simil forma la vocal “a” en sánscrito, sin sonido, en perfecto vacío cumple la misma función. Una universalidad que adhiere al hombre (ninguna religión, ninguna casta). Cognitivamente, desde el entendimiento de la negación de la sustancia emerge un atisbo del ápice de sabiduría. La sabiduría no es la comprensión o el conocimiento, antes bien el discernimiento de lo esencial. Thathata. Suchness. Lo que es, como es. Śūnyatā. Así es (el sol reside detrás de las nubes, aún al no divisarlo). La proyección de dos espejos encontrados. La mente no es obtenible. El yo, como el tiempo; tan solo eventos conceptuales. Imaginarios. La sabiduría en ninguna letra representa al mismo vacío, sin sostén alguno. Sin hilo. La sabiduría en una sola letra, el evento pre-cognitivo, la sustancia negada. Vacío perfecto. Son muchas las lineas que remiten a las tradiciones orientales dedicadas al pulimento invisible, cristalino (mapa de Aquel que es todas sus estrellas). Llevaba las orejas estiradas por los pesados aros que uso cuando príncipe, y el miembro escondido (hacia atrás) entre las piernas.

057BCD0D-D0F5-4C47-AFBE-150E75AD4009

Nada hubo pronunciado nunca. El significado de las cosas no existe mas que en quien nacimiento les otorga. Los antiguos textos prajñāpāramitā (bien ido, venido) enmarcan en suma, aproximadamente 154,700 líneas. Cuenta una historia de una monja que copió un sutra de estos, de larga extensión, completo en bloques de madera. Un día de luna llena caminaba ausente de pensamiento, contemplaba la luna en el agua del trasto que trasladaba (no se movía el agua, tampoco la luna: que se movía?). Su mente fija llevaba en el reflejo de la luna en el agua cuando el antiguo trasto soltó, rompió contra una roca y experimentó por instante una ruptura cognitiva (satori, iluminación gradual). Aproximadamente 154,700 líneas suman los antiguos textos de la perfección de la sabiduría. La descrita letra todos resume. No toda se obtiene a través de curiosa sadhana (la verdad desaparece al contarla). Tan solo un ápice de esta.

417B5BA7-681D-4C7E-8276-711B2103F0FB

Sobre El Autor

Ex docente FFyL UBA; Traductor en Japón desde 2007.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas