La escritura y la vida

A partir de un poema que su ex marido, Héctor Libertella, le dejó por debajo de la puerta, la poeta y ensayista Tamara Kamenszain despliega una serie de reflexiones, poemas y confesiones sobre su vida y sobre el arte de escribir. Podríamos decir que este texto múltiple es una especie de microautobiografía intelectual pero seriamos injustos si nos quedamos con ese rótulo. A la par que cuenta escenas de su vida amorosa, Kamenszain contempla ese pasado y reflexiona sobre él. Aunque la autora descree o vacila frente al registro confesional, desgrana en capítulos breves interpretaciones sobre determinados episodios en el pasado en compañía de su ex esposo. Los días en Nueva York, el tiempo en México, las salidas y conversaciones compartidas en Buenos Aires conforman el núcleo de fondo de ensayos sobre la cuestión de la escritura hermética, las maneras de relacionarse con el taller de escritor y los vínculos amorosos que se rompen o que se desintegran.

Libro de registros diversos (evocación, poema, ensayo), El libro de Tamar funciona como un caleidoscopio que nos permite ver las caras disimiles de los fragmentos del pasado (ese pasado que se astilla en la vida y en la escritura), de lecturas contrapuestas a partir del análisis minucioso y microscópico de un poema extrañamente “amoroso” que su ex esposo le dedica a Tamara meses después de su separación. Kamenszain ausculta la posibilidad profética de la poesía al tiempo que piensa el lugar del ensayo en su producción. A pesar de que a Tamara le disgustan las memorias solemnes como las de Pablo Neruda, este breve libro funciona como una elegía en prosa del tiempo pasado (cabe aclarar que la autora no considera que el tiempo pasado fue mejor), ese pasado que se ha ido pero que, en el libro, vuelve, vuelve otro y se convierte en futuro cuando Tamara dice que busca en la poesía de Mark Strand el tono lirico que la ayude a liberarse de dos cosas: el libro y la historia que estructura el libro. A continuación dice una frase que, para mí, modifica todo el libro y el sentido del libro: “A separarme de esta historia que quizás nunca pueda ser realmente contada”. Aquí Kamenszain considera la dificultad del lenguaje para mostrar la realidad y, también, sostiene que se quiere separar de esta historia y que escribe considerando a la escritura como un exorcismo: contar la historia le puede ayudar a separarse de ella. ¿Realmente la escritura puede ayudar a dejar una historia que nos persigue?

Hay algo que me gusta en el libro: esa especie de tensión dramática que existe entre el rechazo de las memorias como género y el registro del pasado como herramienta de escritura. Es decir, conviven en El libro de Tamar la desconfianza hacia las confesiones realistas y la escritura que recupera un poema del pasado para pensar desde el presente ese pasado que ya no está. En esa tensión, Kamenszain escribe su libro, escribe su nombre y piensa el sentido de la escritura. En esa tensión, Tamara se sube al barco de la vida y escribe el mar de Tamar.

Titulo: El libro de Tamar

Autora: Tamara Kamenszain

Editorial: Eterna Cadencia

96 páginas

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Fabian Soberon

FABIÁN SOBERÓN es escritor, profesor universitario y crítico. Nació en J. B. Alberdi, Tucumán, Argentina, el 18 de junio de 1973. Ha publicado la novela La conferencia de Einstein (1era. edición UNT, 2006; 2da ed. UNT, 2013), los libros de relatos Vidas breves (Simurg, 2007) y El instante (Ed. Raíz de dos, 2011), las crónicas Mamá. Vida breve de Soledad H. Rodríguez (Ed. Culiquitaca, 2013), Ciudades escritas (Eduvim, 2015), Cosmópolis (Modesto Rimba, 2017) y el libro 30 entrevistas (UNT, 2017), además de ensayos sobre literatura, arte, música, filosofía y cine en revistas nacionales e internacionales. El Fondo Nacional de las Artes publicó textos suyos en la Antología de la Poesía Joven del Noroeste (Fondo Nacional de las Artes, 2008). Es Licenciado en Artes plásticas y Técnico en Sonorización. Fue docente de Historia de la Música en la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Tucumán. Actualmente se desempeña como profesor en Teoría y Estética del Cine (Escuela Universitaria de Cine), Comunicación Audiovisual y Comunicación Visual Gráfica (Facultad de Filosofía y Letras). Fue finalista del Premio Clarín de Cuento 2008. Con su novela Atalaya obtuvo una mención en el Premio de Novela Breve de Córdoba, con el Jurado integrado por Angélica Gorodischer, Tununa Mercado y Perla Suez. Ganó el 2do Premio del Salón del Bicentenario. Actualmente colabora con ViceVersa (Nueva York), Sédition (París), Perfil (Buenos Aires), Boca de sapo (Buenos Aires), Otra parte semanal (Buenos Aires), La Gaceta Literaria (Tucumán). Es miembro del consejo editor de la revista Imagofagia (Buenos Aires). Ha dictado talleres de escritura en Santiago del Estero, Tucumán y Buenos Aires. Ficciones de su autoría han aparecido en ViceVersa (New York), Suburbano (Miami), La voce d`Italia (Venezuela), Ñ (Buenos Aires), La Gaceta Literaria (Tucumán), entre otras publicaciones. En el 2014 participó en el Encuentro Federal de la Palabra (Tecnópolis) y en el ciclo “Diálogo de provincias”, de la 40º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. En 2014 ganó la Beca Nacional de Creación otorgada por el Fondo Nacional de las Artes (Argentina). Textos suyos han sido traducidos al inglés, al francés y al portugués. Fue invitado al Brooklyn Book Festival 2015 (Nueva York) y presentó su libro Ciudades escritas en el Consulado Argentino de Nueva York en septiembre de 2015. En el mismo año fue invitado por la Universidad del Turabo al Festival de la Palabra, de Puerto Rico. En 2016 presentó Ciudades escritas en Madrid, Colonia y París.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas