“Había una vez…” Con esta fórmula comienzan buena parte de los cuentos de hadas, esos constructos folklóricos que sirven a un tiempo para maravillar y para instruir, para alimentar de símbolos la gran aventura de la vida apenas comienza y seguir agigantándolos a lo largo de todo el recorrido. Los hermanos Grimm, Perrault y Andersen se han sumado y mezclado en un todo con el Pentamerón, Hauff, Afanasiev y las fábulas de todo oriente.

Finitos en morfología (según Propp) e infinitos en imágenes e imaginaciones, los cuentos tradicionales no tienen fronteras, pero el mundo de las hadas tiene una lógica interna; existen reglas para transitar por la tierra maravillosa, reglas claras y comunes a los cuentos, las tradiciones y los mitos de todo el mundo. Sólo hay que prestar atención a los relatos que narran las abuelas, a las fábulas de las maestras, a las parábolas de los libros más antiguos:

No se abandona el camino.

No se come ni se toman posesiones ajenas en la tierra mágica.

Siempre, siempre recuerdas tu nombre.

Algunas reglas son simples, otras más difíciles, pero sabemos desde el principio que la realidad es un entramado de causas y efectos.

Se ayuda a los desvalidos que encuentras en tu camino.

Siempre confías en tu corazón, en tus sueños, en tu historia…

Los que ayudaste van a devolverte el favor, así como debes devolvérselos tú mismo a los que te ayudaron.

El camino del héroe es agotador, pero todos debemos recorrerlo tarde o temprano y siempre necesitaremos un tutor, porque las reglas son muchas… Hay poca gente más capacitada que Neil Gaiman y Charles Vess para pasarnos estas Instrucciones de un modo ordenado. Vamos a internarnos con ellos en una nueva realidad, vamos a recordar ese lugar maravilloso en el que nunca estuvimos…

Título: Instrucciones

Escritor: Neil Gaiman

Arte: Charles Vess

Traducción: Sandra Sepúlveda Martín

Editorial: Océano

36 páginas

Sobre El Autor

Actualmente coordina el Centro de Narrativa Policial H.Bustos Domecq de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. Fue hasta 2016 coordinador del Programa de Literatura de esa institución y editor de la revista literaria Abanico desde 2004. En 2006 fundó Seda, revista de estudios asiáticos y Evaristo Cultural en 2007. Dirigió durante una década el taller de Literatura japonesa de la Biblioteca Nacional, que ahora continúa de manera privada. Coordina el Encuentro Internacional de Literatura Fantástica; Rastros, Observatorio Hispanoamericano de Literatura Negra y Criminal. Ideó e impulsó el Encuentro Nacional de Escritura en Cárcel, coordinándolo en sus dos primeros años, 2014 y 2015. Fue miembro fundador del Club Argentino de Kamishibai. Incursionó en radio, dramaturgia y colaboró en publicaciones tales como Complejidad, Tokonoma, Lea y LeMonde diplomatique. En 2015 funda el sello Evaristo Editorial y es uno de sus editores.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas