Durante la guerra, el creador de este personaje a quien mi hija me presentó desde su mundo pre 1 año, sufrió gran hambruna, lo cual lo llevaba habitualmente a soñar con comer un an-pan, es decir, algo como, un alfajor. Un pancito que dentro tiene «anko», es decir, un dulce japonés, en base a poroto. Este autor posteriormente creo, a un super-héroe para niños, a comienzo de los setenta. Su nombre fue Anpan-man, «el hombre an». Anpanman, posee cinco museos solo en japón. Su marca de ropa, pañales, bicicletas, video-juegos, musicales, treinta films proyectados en salas de cine. Cerca de dos mil personajes han mantenido la serie fresca en aproximadamente, doscientas publicaciones en cinco décadas de récords. No hay NADIE, que no sepa quien es Anpan-man. Solo yo. Hasta que mi hijita, Kaoru, recibió como regalo un mobil, algo como un auto tamaño para niños. Al presionar la nariz suena una canción. La Marcha de Anpan-man. La marcha. Para todos los niños nipones. Con Anpan-man, no se jode. 

 

Y quien es el villano de Anpan-man?. Es Baikin-man, el «hombre germen».
Sentí que nunca me defraudo. Me aconteció algo muy extraño con Anpan-man. Me encontré fanático de este héroe. Durante seis días, su hipnótica canción floto en mi cabeza. Me sentí feliz. Sentí que fue mi héroe vivo. Bah, mi único héroe, en este lío.

 
 

Sobre El Autor

Ex docente FFyL UBA; Traductor en Japón desde 2007.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas