सच्चिदानंद    sat ・ cit ・anand   (sentir alegría de existir, que es, omitir la superposición del yo)

 

Como sería si sobre la consistencia del ser, existiesen ilusiones adherentes, las cuales surgiesen desde diversos contrastes antagónicos y cosificaciones del «Yo». Cómo sería si pudiéramos ejercer una actividad insight que nos acerque a la llamada «verdad última» la cual debió ser catalogada tal, ante la inminente situación, de contraer al ser invitado por premios y gratificaciones imbuidas en los estilos que permean los premios y los castigos. Cómo sería mirar hacia adentro sin asco, sin huir, comprender que el ayer y el mañana solo son conceptos ilusorios, y como seria encallar en el presente. Sentir la emoción de pisarlo. Aferrándonos a él con firmeza. Alejados de la textura del miedo, desasidos del «Yo».

Fue allí, cuando en la serena quietud. Logré percibir un gran ojo abrirse, me dejaba ver lo no vertical, lo no horizontal, algo que siempre allí estuvo. Mis últimas vidas. Eso que continuaba aferrado a poseer el polvo hecho de vacío, era mi invisible deseo: mi gran ancla a este mundo. Así fue que, ver mis vidas no fue tarea ardua. Así fue que, decidí destruir los cimientos. Los materiales del hermoso hacedor, con respeto y amor. Al ver la casa, siento su belleza, su sutileza. ¡Qué hermoso eres! ¡Sus manos elaborando los miles de artilugios pegajosos que me han adherido a nacer y nacer y nacer! Como una abeja laboriosa con su hermoso rostro. Hoy no he visto tu espalda. Ayer no he visto tu rostro. Mañana no veré tus huellas. Hacedor de la casa: imposible es verte con los ojos, mas te he descubierto. Nunca más construirás una casa para mí, puesto que he destruido los cimientos. En la plenitud y en el bienestar, de nacer y marchitar observe la belleza de tu obra. Eres hermoso hacedor, tan laborioso, y tus ojos ven a través de los míos. Y los de todos. He descubierto los materiales, que estipulas usar una nueva vez. No habrá casa nueva para mí hacedor. Fuera de magias y fuera de mitos. Lo que surge cesa y no volveré a nacer.

Sobre El Autor

Ex docente FFyL UBA; Traductor en Japón desde 2007.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas