REVISTA  DE  ARQUEOLOGÍA                        N° 8-Año IV

Publicación científica semestral

 

AFRICA  Y  SUS  ANTIGUOS  RITUALES

“Papiro de Mongo”, su historia  y significado

 

Carmina Calúpite, PhD. en Antropología (Univ. De Harvard – USA)

Directora del Departamento de ANTROPOLOGÍA –

Universidad de Reggio Emilia – ITALIA

 

El célebre arqueólogo alemán Eckhard Arschbrechen halló el Papiro de Mongo en 1924 en la hoy República de Chad y lo dio a conocer a la comunidad científica en ocasión de su Seminario “Sacralidad y comportamiento sexual” dictado en noviembre de 1928 en la Universidad de Frankfurt.

Desde su descubrimiento y puesta a consideración por el Dr. Arschbrechen, este documento no tuvo difusión ni mereció la atención de los investigadores. Simplemente, los científicos del área lo ignoraron.

Es mi opinión profesional que las presiones que ejercieron las autoridades de las tres grandes religiones monoteístas han influído para que la ciencia no se ocupara de él. La revalorización de su texto, publicado por “Science updated” en mayo de 1981, logró sacudir la visión acerca de las prácticas homosexuales masculinas en Occidente, e inició la apertura de la ciencia atropológica  hacia un enfoque virtuoso de las mismas, contrario al legado de la Biblia Hebrea y su continuación en el Evangelio Cristiano y en el Corán islámico que las demonizaron, debido al derroche de líquido seminal al que consideran sacro por ser el vehículo de la conservación de la especie.

Junto a mi equipo, en colaboración con la Cátedra de Antropología de la Universidad de Atenas, hemos realizado durante los últimos cuatro años una investigación de campo con una metodología de extrema rigurosidad. Creemos  haber logrado probar, sin lugar a refutación, que la sodomía ritual para la recepción de las virtudes de los dioses estuvo también presente en casi todos los  pueblos coetáneos de la cuenca del Mediterráneo (egipcios, antiguos griegos, cretenses, etruscos, etc.).

(ver nuestro Paper “Costumbres sexuales en los pueblos de la cuenca del Mediterraneo desde la Antigûedad hasta la irrupción del Islam”- Anales de Arqueología Set. 2017 – Pgs.. 302/327 )

 

A continuación, el texto completo del documento (circa Siglo XIII DC) hallado en la ciudad de Mongo, a 300 Kms. el Este de la ciudad de N’djamena, hoy ciudad capital de la Republica de Chad, N.E de Africa. y descifrado en el Filologenshaft Dubistgrössenput Institut de Frankfurt, Alemania. Le sigue un Glosario que reúne palabras  originales no traducidas, y el significado atribuido a ellas según la interpretación del Dr. Arschbrechen.

Ofrecemos la versión en español del texto, agradeciendo a “Science Updated” el pemiso de publicación.

 

PAPIRO DE MONGO

 

“Contemplo la plantación de cacahuetes que, desde mi choza ubicada sobre el promontorio más alto de Mongo, semeja una larga sucesión de orugas inmóviles.

Creo ver jinetes que, montados en ellas, procuran moverlas, al tiempo que mis oídos reciben los sonidos de un coro repitiendo un canon monocorde.

Aguzando la vista defino la imagen. Son hembras de la tribu inclinadas sobre el sembradío, que cantan un estribillo mientras laboran.

Chuá se está terminando de esconder en el poniente

Se acerca el momento del rito. K’djuní  va a iluminar la noche y  el Cáamá-nú está haciendo sonar el cuerno desde el mediodía. 

¿Cuantos bautizos realicé? No llego a contarlos. Mis dedos se  enredan al hacerlo, y abandono. De cualquier modo, en las cañas sagradas guardadas en la Kotyá están marcados a filo de hacha todos y cada uno de ellos, con el signo del clan correspondiente.

Tal como Chuá lo había hecho con Tchad en el principio de los tiempos, he introducido mi simiente en los jóvenes de la tribu para que los purifique y les transmita la fuerza para engendrar en nuestras hembras guerreros valientes para una caza  pródiga.

Mi semen es sagrado y tengo prohibido fecundar hembras, pero estoy orgulloso de sentirme padre de cada varón de la tribu, al que he penetrado para que lo reciba.

De tanto en tanto, alguno de ellos le pide al Rey Chuá permiso para un segundo bautizo. Él lo autoriza si sólo engendró hijas, o es temeroso en las partidas de caza.

Pero en estos tiempos nuevos, Oh Chuá, los mozos no buscan engendrar.

Oh, escúchame, gran Chuá. … ya los guerreros se aparean cada vez menos con las hembras de la tribu. Repiten y repiten entre ellos, sin ceremonia y sin mi Bendición, el acto del bautizo.

Las hembras cotillean que los guerreros aprovechan las partidas de caza para rebautizarse en la foresta una y otra vez, y no las buscan a ellas para hacer hijos. Están alborotadas, y me culpan.

Ellas corean el estribillo que llega a mis oídos. Las oigo cantar…

 

…con sigilo nos quejamos

en corrillo las mujeres

que preñadas no quedamos

ni sabemos de placeres…

 

En estos días, están llegando del Este hombres que predican la visión de un santo llamado Muhammad. Adoran a un Dios invisible al que llaman Allah.

Se están mezclando con nuestra tribu y enseñando que el Bautizo es perverso y debe prohibirse. Buscan aparearse con nuestras hembras, y ellas  los prefieren.

Que será de nosotros, los Kanembú?

Oh, Chuá, No nos abandones. ¡No  permitas otro dios entre nosotros!”

 

————————————————————————————————

 

KANEMBÚ: Nombre de la comunidad /tribu en Chad 

Este comentario creo que interrumpe la lectura y es demasiada info para un texto leído.

Para leerlo en voz alta, esto es superfluo. Coincido. R.

Sobre El Autor

Roberto Tito Tchechenistky nació en la ciudad de Buenos Aires y cursó su formación universitaria en la Facultad de Ciencias Económicas de la Univ. de Buenos Aires, graduándose como Licenciado en Administración. Se desempeñó en la misma Institución como Profesor Ayudante de la Cátedra de Lógica y Metodología de las Ciencias. Después de integrar distintos Estudios Profesionales de relevancia, se independizó para dedicarse a la consultoría y asesoramiento en organización y equipamiento industrial en la industria de la confección de indumentaria y textiles para el hogar. Comenzó a desarrollar su actividad literaria en el año 1999, dedicándose al relato corto y a la poesía, y también al estudio del lunfardo rioplatense, léxico que ha utilizado para redactar algunas de sus producciones.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas