80fe17bfbe4a11931ad3e8f5435270b2

LA VECINA

Decir que fuimos amigos sería exagerado. Que yo recuerde, Farías y yo nos hablamos tres veces nomás. La primera vez fue a finales del ´36, cuando me preguntó si conocía a un tal Gandulfo, que era un guapo en as...
2iut8uq

SOBRE HÉROES

–Si pudieras elegir un poder, cualquiera, el que vos quisieras… –De cualquier superhéroe –se metió Javier. –De cualquier superhéroe –siguió el Gordo y después hizo una pausa dramática– ¿cuál elegirías? ...
noticia9515h

EL VUELO

Una voz agangosada rompió el zumbido de la cabina y me arrancó de mis meditaciones. –Excusez-moi, laissez-moi... eh... pasar al toillette? No pude evitar mirarlo con las cejas arqueadas, sé que lo hice. E...
00000471

LA SONRISA

Me adelanté y golpeé la ventanilla con el puño como si fuera una puerta cerrada. Desde el interior, su mano dibujó en el vidrio empañado una cara sonriente. Detrás de los puntos que eran los ojos, estaban sus o...
14631523182097

FIDELIDAD

–Lo único seguro en la vida son los cuernos y la muerte –me dijo mamá una vez que me vio dibujando corazoncitos en la agenda. Yo justo ese día había sacado un boleto capicúa, el número 25852, que me daba 22,...
depositphotos_2563660_l

EL GENOCIDIO

Más temprano esa semana la pileta de la cocina había comenzado a eructar burbujas oscuras y, cada tanto, a regurgitar los restos babosos y deshilachados de alguna comida ya olvidada. Al parecer, el sifón se enc...
3kseuiyqsg3

LA ESPERA

–¿Me la ponés? – me preguntó un nena. Yo había estado leyendo una revista vieja que encontré en la mesita, un Gráfico, para distraerme un poco de la molestia que sentía en la boca. Levanté la vista. La nena ...
roomservice

LA MUCAMA

–Ayer conocí a la mucama de los Monte –, dijo Luis. Mónica estaba distraída leyendo una carta de lectores. Había pasado los últimos cinco minutos sosteniendo el diario en alto, con los brazos bien abiertos, ...
harfa birmańska

EL HARPA BIRMANA

A pesar de no haber sido un partícipe directo de la guerra, Michio Takeyama sufrió sus desgarradoras consecuencias en su Japón natal. Como profesor universitario, Takeyama fue testigo impotente de la partida ha...