depositphotos_2563660_l

EL GENOCIDIO

Más temprano esa semana la pileta de la cocina había comenzado a eructar burbujas oscuras y, cada tanto, a regurgitar los restos babosos y deshilachados de alguna comida ya olvidada. Al parecer, el sifón se enc...
3kseuiyqsg3

LA ESPERA

–¿Me la ponés? – me preguntó un nena. Yo había estado leyendo una revista vieja que encontré en la mesita, un Gráfico, para distraerme un poco de la molestia que sentía en la boca. Levanté la vista. La nena ...
roomservice

LA MUCAMA

–Ayer conocí a la mucama de los Monte –, dijo Luis. Mónica estaba distraída leyendo una carta de lectores. Había pasado los últimos cinco minutos sosteniendo el diario en alto, con los brazos bien abiertos, ...
harfa birmańska

EL HARPA BIRMANA

A pesar de no haber sido un partícipe directo de la guerra, Michio Takeyama sufrió sus desgarradoras consecuencias en su Japón natal. Como profesor universitario, Takeyama fue testigo impotente de la partida ha...
paloma-956142_960_720

LA PALOMA

La penumbra se movió. Había permanecido acienagada durante toda la noche, pero entonces se movió con un movimiento simple y poco ostentoso. Él percibió el ambiente arremolinado en el ángulo de su visión antes d...
mitos_creatividad_1013

LA IDEA

Una vez me encontraba yo haciendo la siesta en un banco de la plaza, más por aburrimiento que por cansancio, cuando de repente algo me golpeó en la cabeza. Me levanté como un rayo dispuesto a putear de arriba a...
9492cccc-53a7-4f3e-9c77-6d7fcce4a083

DOS VECES

Dos veces lo vi llorar al viejo en toda mi vida. La primera fue cuando yo era un pibe, al lado del cajón de la nona. No le sóltó la mano en toda la noche, por más que de a ratos el cansancio y la tristeza lo ve...
tren-vapor001

EL FANTASMA

El tren silbó su señal y partimos. Yo me había apurado por acomodarme junto a la ventana, más para descansar sin ser molestado que para apreciar el paisaje. Dejé el asiento del pasillo a mi mujer. Pronto com...