MI AMIGA, LA CABEZA

Hacía dos días que me había mudado a la casa del barrio privado, que fue nuestro remanso los fines de semana. Todavía no había comenzado a desembalar los canastos de la mudanza, que se amontonaban en la galería...

CITA POR FACEBOOK

La cité en la autopista, cerca de San Nicolás. Nunca había combinado un encuentro tan lejos, pero necesitaba hacerlo de nuevo y, después de dos veces exitosas, repetirlo en un lugar cercano era un riesgo que...

CUCARACHAS

Estoy aquí, en la espera de ser juzgado como criminal, por culpa de mi madre y de un cura. Ella ya no está en este mundo pero de ser cierto lo que ella creía a pies juntillas, debería preguntarle a dios, o c...

SOMBRA

-1- Preguntó por el Capitán Alarcón. Los soldados de la Policía Militar, parroquianos del boliche, le dijeron que los tenía que acompañar a la Comandancia. Se dio cuenta que algo había fallado. Caminaban a pas...

MATER

Ella la vio llegar. Anselmo la había comprado y la traía, con caminar cansino, guiándola con una soga que le ajustaba el gaznate. El la había elegido en la Feria de Otoño y le contó que le decían “la colorada”....

AQUELLOS OJOS VERDES

—No jodas. La orden es que cada uno haga su trabajo-, oíste vociferar desde la pieza. No te bastó, querías ver. Apoyaste las manos en el piso y te incorporaste con dificultad. No te animaste a juntar las pie...

EL ASADO

Lo habían volteado a Irigoyen hacía poco más de un año, y la crisis de la Bolsa del ‘29 se estaba haciendo sentir, y mal. Los milicos se estaban poniendo duros. Hasta en los tangos decían que no había un mango....