POÉTICA DE LA ESCASEZ

(Prólogo) Compañeras, compañeros, llegó el momento de hablar claro: la pretendida tormenta no fue naturaleza sino simple contubernio humano. O dicho de otro modo: los malos se juntaron. Depredadores solitari...