La joven y talentosa Ana Sainz Quesada (1990), más conocida por el pseudónimo artístico de Anapurna, se ha erigido con el VIII Premio Internacional de Novela Gráfica Fnac-Salamandra Graphic con Chucrut, obra que ha ingresado recientemente en nuestro mercado editorial. En ella se aborda la temática de la muerte, el duelo y la superación a través de dos personajes, Sara, una joven estudiante de artes plásticas que intenta evadirse de la muerte de su padre mediante una beca en el extranjero y Greta, la misteriosa anciana que le da alojamiento en ese nuevo destino.

Anapurna ha sido también la encargada del apartado gráfico de Aquí viven los leones, obra póstuma de Sara Torres y despedida del mundo del libro de Fernando Savater, editada recientemente en nuestro país por ediciones Debate.

12227744_906249016126407_668422646946808925_n

 

¿Por qué Anapurna?

Anapurna es el nombre con el que mi padrino me bautizó; hicimos un intercambio, yo le cmbié el nombre a él y él me lo cambió a mi. En casa me llama así.

Cuéntanos un poco a los argentinos cómo ha sido tu camino por el noveno arte.

Ha sido un camino, (¡de momento!), breve. ‘Chucrut’ es mi primer largo, y aunque he sido lectora de tebeos desde que tengo uso de razón, por el momento sólo he editado algunos fanzines e historias cortas.

¿Cómo nace Chucrut?

Nace a raíz de la necesidad de contar una experiencia personal. También como proyecto final del master que estaba realizando en ese momento en Madrid, un master de ilustración.

4_670

El luto y las distintas maneras de abordarlo trascienden toda tu novela gráfica, ¿Ha sido una reflexión consciente?

Ha sido una reflexión consciente. La muerte y lo que implica, sus misterios y el vacío que deja es algo en lo que pienso a menudo.

Me interesa abordar el tema de la textura y del color en tu producción general y en Chucrut en particular.

El color es un capítulo de mi producción a aparte. A veces me da miedo, y tengo que hacer varias pruebas para llegar a lo que busco. Aún así tengo varias combinaciones estrella que me encantan y nunca fallan.

En Chucrut no me atreví a utilizarlo demasiado. Me han comentado a menudo que el estilo – por la técnica – se asemeja al grabado, y la verdad es que fue algo inconsciente. Al principio iba a ir todo a lápiz, pero a base de pruebas me decidí por la tinta. El toque de color también es resultado del azar, de una prueba.

13713541_1051822508235723_155127117_n

El clima, la atmósfera, son esenciales tanto en la narrativa como en la novela gráfica y buena parte del encanto de Chucrut reposa en ellos. ¿Cuál es tu manera de abordarlos a la hora de plantear una historia?

Sobretodo a través de la composición de las páginas, las viñetas y los fondos. En Chucrut, para crear atmósferas fuera del tiempo real de la historia, utilizo recursos como el de la página entera, ilustrativa, o la falta de paneles.

Otra forma interesante que estoy explorando ahora (por fin me atrevo) es el color. Como recurso para trasmitir el clima de una historia funciona muy bien.

Casi junto con Chucrut ha ingresado en el mercado argentino Aquí viven los leones, el último libro escrito en vida por Sara Torres y con el que ha anunciado su retiro Fernando Savater ¿Cómo fue participar en él? ¿Cuál ha sido tu relación con ambos?

Ha sido un proyecto difícil, espaciado en mucho tiempo y con muchos inconvenientes. Sara era una persona maravillosa a quien quería mucho, y me ofreció la oportunidad de hacer mi primer proyecto, contando conmigo a pesar de ser novel. Siempre les estaré agradecida por eso; he aprendido mucho gracias a ellos, pero ahora habría trabajado de forma muy distinta.

img845

Si trazáramos unas coordenadas, ¿qué diferencias marcarías entre el lenguaje y en el mercado del comic europeo, el yankee y el japonés?

Quizás los lectores. Tanto en EEUU como en Japón leer tebeos es algo habitual. En Europa lo es en Francia o Bélgica, pero por ejemplo en España aún estamos algo atrasados en ese aspecto. También la diferencia entre el reconocimiento profesional; los sueldos no son ni por asomo parecidos, como tampoco lo es el status de la profesión. En cuanto al lenguaje, creo que bebemos un poco de cada sitio; en España tenemos autores muy potentes con influencias diversas, desde el manga a los superhéroes. Lo bueno es que hay mucha oferta, y aunque la demanda aún no sea equiparable, el lector de cómics español tiene mucho donde escoger, distintos géneros, estilos, narrativas…

¿Cómo ves el panorama contemporáneo del noveno arte? ¿Qué voces te resultan convocantes?

Prometedor a nivel creativo. El cómic está mutando, al igual que lo ha hecho durante siglos el arte en general; se están rompiendo paradigmas, lo formal pasa a ser menos importante y las páginas se convierten en un campo de experimentación sin límites. Sigo a autores sorprendentes como José Ja Ja Ja o Felipe Almendros, y me gustan mucho Aisha Franz o Simon Hanselmann, por poner algún ejemplo (de muchos!)

06032015_ana_sainz_ilustradora

 

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Damian Blas Vives

Actualmente coordina el Centro de Narrativa Policial H.Bustos Domecq de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. Fue hasta 2016 coordinador del Programa de Literatura de esa institución y editor de la revista literaria Abanico desde 2004. En 2006 fundó Seda, revista de estudios asiáticos y Evaristo Cultural en 2007. Dirigió durante una década el taller de Literatura japonesa de la Biblioteca Nacional, que ahora continúa de manera privada. Coordina el Encuentro Internacional de Literatura Fantástica; Rastros, Observatorio Hispanoamericano de Literatura Negra y Criminal. Ideó e impulsó el Encuentro Nacional de Escritura en Cárcel, coordinándolo en sus dos primeros años, 2014 y 2015. Fue miembro fundador del Club Argentino de Kamishibai. Incursionó en radio, dramaturgia y colaboró en publicaciones tales como Complejidad, Tokonoma, Lea y LeMonde diplomatique. En 2015 funda el sello Evaristo Editorial y es uno de sus editores.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir la barra de herramientas