CUENTAS PENDIENTES

Un hombre puede ser honesto o ambicioso, pero no las dos cosas. Tarde o temprano hay que elegir. Un pianista que regresa con una mano rota a la ciudad que lo viera triunfar en el pasado, un jockey que su...