sandro-sin-camisa1-1024x712

EL ORGASMO

Una vez Daniel le provocó un orgasmo. Por eso lo odia. Fue un orgasmo callado, mordido, que le nació desde los muslos, y le acalambró las plantas de los pies y le arañó las palmas de las manos. Sucedió un...
7045691 (2)

UN AGITADOR DE CERVECERÍA

Suelo preguntarme, a la luz de la lenta redacción de mi libro, si se justifica dirigir un esfuerzo de comprensión incluso hacia aquellos que, a la sombra de estos tiempos oscuros, crecen con la ciega pertinacia...
noticia9515h

EL VUELO

Una voz agangosada rompió el zumbido de la cabina y me arrancó de mis meditaciones. –Excusez-moi, laissez-moi... eh... pasar al toillette? No pude evitar mirarlo con las cejas arqueadas, sé que lo hice. E...