Bob Thiele (1922-96) es mejor recordado como un productor que supervisó una gran cantidad de sesiones históricas de jazz desde la década de 1940 hasta la de 1990, sobre todo supervisando las grabaciones de Impulse durante su período dorado (1960-69). El productor es más apreciado por los oyentes de jazz por dar carta blanca a John Coltrane para grabar exactamente lo que le agradaba y tanto como le agradaba mientras estuvo en Impulse.

Menos famosos fue su discografía personal entre la que se cuentan álbumes como Thoroughly Modern (1967), Do The Love (1967), Light My Fire (1967, con Gabor Szabo), Head Start (1970, con Tom Scott), Those Were The Days (1971), The 20s Score Again (1974), I Saw Pinetop Spit Blood (1975, con Oliver Nelson), Sunrise Sunset (1991, con David Murray), Louis Satchmo (1992) y Lion Hearted (1993). Es un lote extraño, sin duda, y no hay un clásico en el grupo. Thiele, cuya participación en estos discos se limitaba a «director musical» y percusión ocasional, reunió algunos de los talentos de alto calibre que encontraba pululando por diferentes clubs de jazz.

Uno de los tesoros más notables de este lote es un álbum que ni siquiera lleva su nombre: The Mysterious Flying Orchestra. Publicado a principios de 1977 en RCA.

TMFO es un álbum extraño, no del todo perfecto pero con piezas muy logradas en lo que a la fusión funky respecta y cuenta con una impresionante variedad de solistas de jazz entre los que se cuentan Larry Coryell, Steve Marcus, Eddie Daniels, Bob Mintzer, Lonnie Liston Smith y Charlie Mariano y la flor y nata de los músicos de sesión de Nueva York: Jon Faddis, Lew Soloff, Don Grolnick, Gene Bertoncini, Jerry Friedman, Wilbur Bascomb, Andy Newmark y Guilhermo Franco.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas