George Ivan Morrison nació el 31 de agosto de 1945 en Belfast, Irlanda del Norte, en el ceno de una familia de clase obrera y protestante descendiente de la población escocesa de Ulster. Creció escuchando la colección de discos que su padre, George Morrison -electricista de astilleros-, adquirió en Detroit, Michigan, a principios de los años 50 y que incluía artistas como Jelly Roll Morton, Ray Charles, Lead Belly, Solomon Burke, Sonny Terry y Brownie McGhee.

A los once años el pequeño Van Morrison recibió su primera guitarra de manos de su padre. A los doce formó su primera banda. Pronto sumó como instrumentos el saxofón y la harmónica.

Las bandas fueron sucediéndose y tras pasar por la mítica THEM entre 1964 y 1966, Van Morrison se lanzó como solista. Cantante, compositor, poeta, productor discográfico y multiinstrumentista, es considerado por muchos como uno de los creadores más importantes del siglo XX en el campo de la música popular.

Editorial Malpaso ha tenido la bondad de publicar en castellano una cuidada edición que compila sus principales letras seleccionadas por el propio Morrison en formato bilingüe, con prólogo de Ian Rankin y edición e introducción a cargo de Eamonn Hughes.

Reproducimos a continuación algunas de las traducciones junto a los temas para que quien aún no lo conozca se deje seducir por el talentoso señor Morrison y que quien ya lo conozca se apremie a conseguir su propio ejemplar de Toma interior.

 

Baile Lunar

Es una noche esplendida para un baile lunar
con las estrellas allá arriba en tu ojos
fantabulosa noche para un idilio
al abrigo del cielo otoñal
con las hojas que caen de los árboles
al son de la brisa que sopla
y yo trato de satisfacer el reclamo
suave y tenue de tu corazón
cuando la magia de la noche susurra y calla
y la luz de la luna ilumina tu rubor

¿Me concedes otro baile lunar, amor mío?
¿Puedo proseguir mi idilio contigo, amor mío?

Quiero hacerte el amor esta noche
sin esperar a que se haga de día
y sé que es el momento oportuno
que correrás a abrazarte conmigo
y te estará mi corazón esperando
seguro de que no vas a estar nunca sola
Ahí se cumplirán mis sueños, querida
ahí pasarás a ser mía
te estremeces cada vez que te toco
me deseas tanto que salta a la vista

¿Me concedes otro baile lunar, amor mío?
¿Puedo proseguir mi idilio contigo, amor mío?

Es una noche esplendida para un baile lunar
con las estrellas allá arriba en tu ojos
fantabulosa noche para un idilio
al abrigo del cielo otoñal
con las hojas que caen de los árboles
al son de la brisa que sopla
y yo trato de satisfacer el reclamo
suave y tenue de tu corazón
cuando la magia de la noche susurra y calla
y la luz de la luna ilumina tu rubor

¿Me concedes otro baile lunar, amor mío?
¿Puedo proseguir mi idilio contigo, amor mío?

Contigo otro baile lunar, a luz de la luna
en una noche mágica
a la luz de la luna
En una noche mágica
¿Me concedes otro baile lunar, amor mío?

 

Nuevo día

Cuando se disipen los nubarrones
y el sol se ponga a brillar
ya veo la libertad ante mí
que llega justo a tiempo
brillando del cielo
con tamaño fulgor
que me siento libre, siento que soy yo
E ilumina mi vida de amor

Y parece ser, sienta como
Y parece ser, sienta como
un nuevo día
un nuevo día

Anduve perdido, traicionado
con las manos atadas
humillado y arrojado en el barro
a las vías del tren
me usaron, abusaron, me extraviaron
no tuve dónde ir
pero me puse en pie y miré
y la mirada quedó prendada
del hermoso sol de la mañana

Y parece ser, sienta como
Y parece ser, sienta como
un nuevo día
un nuevo día

Y el sol brilla sobre la tierra
sí, y la hierba se ve tan verde
y mi corazón se aplaca, me siento capaz
no siento que tenga maldad
ahí viene, ahí llega
ahí viene ya
justo a tiempo
me cuida, me gusta
y sosiega

Y parece ser, sienta como
Y parece ser, sienta como
un nuevo día
un nuevo día

Preludio de Saint Dominic

gamuza que limpia todas las ventanas
cantando canciones sobre el alma de Edith Piaf
Oigo tristes acordes de “Ne regrette rien”
Frente a la catedral de Notre Dame

Entre tanto, en San Francisco
me esfuerzo para que tenga sentido
y nos sentamos sobre el aristado
edificio contigo, amor mío

Hay un largo estrecho hasta Buffalo
y otro tanto hasta Belfast
ojalá que a Joyce no le estallen las manos
porque esta vez han mordido más de lo que pueden masticar

Mientras contemplamos, contemplamos
Mientras contemplamos, contemplamos
el preludio de Saint Dominic
el preludio de Saint Dominic
el preludio de Saint Dominic

Las cajas naranjas ahí sueltas
bajo la lluvia ante el súper
y las personas todas resueltas
a no sentir el dolor ajeno

ya nadie se compromete
más que consigo mismo
hablan tras las puertas cerradas
y tratan de escapar de sus nichos

Y por cada rincón campestre
y por Hank Williams que gime en sus trenes
las cadenas, placas, emblemas, banderas
y cada punzada en los ojos y en la sesera

Mientras contemplamos, contemplamos
Mientras contemplamos, contemplamos
el preludio de Saint Dominic
el preludio de Saint Dominic
el preludio de Saint Dominic

En el restaurante todo está reservado
y la discográfica pagó el vino
tienes todo lo que deseaste en tu vida
y ahora mismo lucirá tu sonrisa

y seguimos en un piso de las 52
de charleta con unos cuantos beodos
estaba en la onda y bebía con la jet set
pero volaban demasiado alto para mi perspectiva

Mientras contemplamos, contemplamos
Mientras contemplamos, contemplamos
el preludio de Saint Dominic
y luego miramos al tipo
el preludio de Saint Dominic
y miramos también al grupo
el preludio de Saint Dominic
que entonaba libertad en su marcha
la marcha de la libertad

afuera en la calle
miramos al tipo
nos volvimos
vuelva
vuelva
nos volvimos
y miramos al tipo
“espera”, dijo
el preludio de Saint Dominic
el preludio de Saint Dominic
almas congregadas
el preludio de Saint Dominic

 

El gran engaño

¿Oíste hablar jamás del gran engaño?
Sí, los rebeldes de salón pillan la guita y a correr
¿Estuviste en Ciudad del Amor alguna vez
donde te despluman con la sonrisa
sin sacar un arma?

¿Acaso no te duele Ciudad del Amor?
¿No te empuja a querer pasar de todo?
¿Ves los santurrones que resultan
cuando te cuelgan de la pared?

¿Viste jamás a esa gente
con lágrimas en los ojos?
No puedo soportar ni tolerar
vivir en este mundo de mentiras

¿Te suena lo de los cantantes de rock
y sus tres o cuatro cadillacs
que resultan “poder para el pueblo, bailemos al son”
y esperan tu palmadita al hombro?

¿Y sabes lo del gran Rembrandt?
¿Sabes de su don para pintar?
No tenía ni para pinceles
y era de los más peculiar

Pero ya sabes que es mejor pasar
que pensar en ello está de más
ya que cuando te pones
te incomoda, la verdad

¿Oíste hablar del estelar
actor de Hollywood
que sabía más que los demás?
Y los periódicos ocultaron el caso
decidieron no hablar más

Alguien dijo que fue un complot
¿Qué fue de él?
Le vieron por última vez en el Bowery
pegado a una garrafa de gin

¿Oíste hablar de los llamados hippies
que viven donde acaba el camino?
Te sacan los ojos de las cuencas
y preguntan, “¿Los quieres recuperar?”

¿Viste jamás a esa gente
con lágrimas en los ojos?
No puedo soportarlo ni tolerar
vivir en este mundo de mentiras

¿Y oíste hablar del gran engaño?
Los rebeldes de salón pillan la guita y a correr
¿Estuviste en Ciudad del Amor alguna vez
donde te despluman con la sonrisa
sin sacar el arma?
¿Oíste hablar
del gran engaño?

 

Derrota a la Rimbaud

Me mostró cuadros en el museo
y novelas sobre el estante
extendió mis manos sobre la mesa
me dio a conocer a mí mismo

Me mostró visiones, pesadillas
me concedió sueños infinitos
la luz al final del túnel
cuando era oscuro en derredor

me vi derrotado a la Rimbaud
y ojalá que mi mensaje llegara
derrotado a la Rimbaud
a veces, ya sabes, es duro
a veces, ya sabes, es duro

Me mostró medios, modos, gestos
me mostró qué tal es ser
me regaló días de honda fe
me mostró lo que no puedo ver

Sí, me vi derrotado a la Rimbaud
que mi meta se cumpla, ojalá
derrotado a la Rimbaud
a veces, ya sabes, es duro
a veces, ya sabes, es duro

me mostró formas, colores varios
me mostró tantos caminos diversos
me dio instrucciones bien claras
sumido en la negra noche del alma

cuando me vi derrotado a la Rimbaud
deseando inspirar mi escritura
derrotado a la Rimbaud
a veces, ya sabes, es duro
a veces, ya sabes, es duro

Derrotado a la Rimbaud
deseando inspirar mi escritura
derrotado a la Rimbaud
a veces, ya sabes, es duro
a veces, ya sabes, es duro

a veces es duro
derrotado a la Rimbaud, a la Rimbaud
derrotado a la Rimbaud, a la Rimbaud, a la Rimbaud

 

Prohibido derrumbarse

Se pretende que no seamos humanos
se pretende que no sintamos
se pretende que no te impliques
con nada real de verdad
quince familias muertas de hambre
a la vuelta de la esquina
y aquí estamos a solas
como el Peñón de Gibraltar

Derrumbarse no está contemplado
que te derrumbes no está contemplado
trágate el sapo
y a los heridos sigue escuchando
estarás sano y salvo

se nos presume sobrehumanos
cela todo lo que puedas
como un pájaro
tapa los huevos con las alas
y sabes que no hay nada sagrado
¿qué sentido tiene?
No vale la pena buscar
lo que es valioso y veraz

Derrumbarse no está contemplado
que te derrumbes no está contemplado
te tragas a los heridos
y escúchate al sapo
estarás sano y salvo

que te derrumbes no está contemplado
que te derrumbes no está contemplado
te tragas a los heridos
y escúchate al sapo
estarás sano y salvo

Un necio y su conexión principal
se desvían hacia el manantial
pero eso ya poco importa
y es bien segura la apuesta:
quién hace de marioneta
y quién está en la trastienda
pero no es cosa tuya ni del menda
es cosa del Señor en los cielos

que te derrumbes no está contemplado
que te derrumbes no está contemplado
te tragas a los heridos
y sigue escuchándote al sapo
seguro que estarás sano y salvo

que te derrumbes no está contemplado
que te derrumbes no está contemplado
te tragas a los heridos
escuchas la tierra
seguro estarás sano y salvo
y seguro estarás sano y salvo
y seguro estarás sano y salvo
seguro estarás sano y salvo

Alma

El alma es un sentimiento, un sentimiento muy hondo
el alma no es el color de la piel
el alma es la esencia, la esencia interior
es donde todo comienza

es alma todo por lo que pasaste
lo que para ti es de verdad
allí a donde vas
y también lo que harás

el alma es tu estación o la gente de tu nación
algo que vistes con orgullo
puede ser tu visión o algo más escondido
pero nada que debas esconder

es alma todo por lo que pasaste
lo que para ti es de verdad
allí a donde vas
y también lo que harás

el alma es tu estación o la gente de tu nación
algo que vistes con orgullo
puede ser tu visión, hasta tu religión
nada que escondas sin más

El alma es un sentimiento, un sentimiento muy hondo
el alma no es el color de la piel
el alma es la esencia, la esencia interior
es donde todo comienza

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Damian Blas Vives

Actualmente coordina el Centro de Narrativa Policial H.Bustos Domecq de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. Fue hasta 2016 coordinador del Programa de Literatura de esa institución y editor de la revista literaria Abanico desde 2004. En 2006 fundó Seda, revista de estudios asiáticos y Evaristo Cultural en 2007. Dirigió durante una década el taller de Literatura japonesa de la Biblioteca Nacional, que ahora continúa de manera privada. Coordina el Encuentro Internacional de Literatura Fantástica; Rastros, Observatorio Hispanoamericano de Literatura Negra y Criminal. Ideó e impulsó el Encuentro Nacional de Escritura en Cárcel, coordinándolo en sus dos primeros años, 2014 y 2015. Fue miembro fundador del Club Argentino de Kamishibai. Incursionó en radio, dramaturgia y colaboró en publicaciones tales como Complejidad, Tokonoma, Lea y LeMonde diplomatique. En 2015 funda el sello Evaristo Editorial y es uno de sus editores.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas