ENTRE VÍNCULOS Y URGENCIAS | Entrevista a José María Gatti

el romántico

Il Romántico, Philippe Loubat 80x80cm oil on canvas

1975 es el año y algún rincón nuestro es el lugar. Un tiempo, un espacio y un hombre decidido a abandonarlo; el objetivo es alcanzar la libertad postergada. Ese periodista, que apresurando el paso demoraba, arma la fuga detrás del atentado. Escapa del lugar y escapa de él, de cada parte suya. Ahí se queda “La Voz de Manantiales”, mientras una mujer, sin esperarlo, lo encuentra en el cruce exacto entre dos vidas divididas, una de ellas, en principio por mitades. Una luz de esperanza se asoma y se esconde detrás del horizonte. Felicidad, dolor, tristeza. Entre equivocaciones y silencios mal habidos, cobra sentido aquel aprendizaje del hombre atrapado en la compleja red de vínculos y urgencias. Una organización criminal es la antesala aberrante de un horror impensado. La pérdida y el final cada vez más cerca. Será el fin de la primavera y el peso de la historia y de la nostalgia anclada entre el pasado y el futuro; entre la pesadilla y la realidad.

Miedo forzoso, desolación.  El recorrido de la muerte, propia y ajena, en ese tiempo  trágico de rehenes que no podrán volver a verse.

A ese Javier Bustillo al que yo no me acostumbraba, todavía le quedaba la fuerza necesaria para vencer al enjambre de difuntos que soportaba, que lo sobrepasaban, que eran las vidas y fantasmas de un ser debilitado por la carencia de felicidad y el padecer de la trascendencia.”  Una excelente novela de José María Gatti; un policial  y varias dimensiones.

Así como en determinado proceso artístico se logra la tridimensionalidad, ubicando diferentes objetos, muy próximos unos a otros, en esta obra el autor construye el relato, de superficie, compensando dimensiones que, al quedar eficientemente ensambladas, no admiten entre sí ninguna relación jerárquica, aunque advierto que el significado esencial reside en aquella  que se encuentra por debajo de lo evidente. Una trama que oculta, hasta el final, la génesis de una leyenda hecha legado que, en este caso, se ofrece sin ningún beneficio de inventario.

 

jose maria gatti en punta del este

José María Gatti

Superado aquel demorarse justificado que antecede a esta novela cargada de emociones y de reflexiones, cabe preguntar, ¿cómo describir ese intervalo prolongado?; ¿aquella pérdida irreparable, que comentás cerrando el libro, provocó alguna modificación en el borrador?

Pasaron 20 años desde que comencé con los primeros borradores. Vivía en el barrio de Montecastro y había elegido una pizzería de Bermúdez y  Álvarez Jonte como refugio para escribir. Nadie me conocía, nadie me molestaba. Reconozco que fueron días difíciles porque estaba transitando el duelo por la muerte de mi compañera. Creo que Carne en flor fue una herramienta sanadora. El proceso de escribir me permitió liberar la angustia y disimular esa melancolía diaria que me destrozaba el alma. Nunca creí que pudiera publicarla porque era tan mía, tan visceral que solamente algunos pocos pudieran entender lo que había detrás de esas páginas. Gracias a los buenos amigos que finalmente me insistieron, volví a leerla y decidí darle vida propia.

 

PANAMA

¿Por qué ahora?

No lo sé, tampoco me lo pregunto. Creo que toda obra tiene su tiempo y se defienda por sí sola. Seguramente uno ya no es el mismo y la relectura me permitió regalarme el permiso, la orden o el mandato para que esta novela no quedara archivada.

Hemingway está presente en la novela porque, claramente, lo hacés ingresar en ella pero, también, parecería ser que anda dando vueltas por ahí sin dejarse ver. Corregime si estoy equivocado; ¿Hemingway no sostenía que lo más importante, lo central del relato, debía encontrarse debajo de la superficie?

Todos saben que soy hemingwayano y claro, no puedo escaparme fácilmente. Me apasiona el juego de lo que no se dice es lo que se dice. Me gusta que el lector “trabaje” y lo haga con placer. Al menos uno lo entiende como tarea, como regalo.

Hay poesía en estas páginas. ¿Cómo te llevás con el género? ¿Tuviste alguna experiencia en el terreno de la poesía?

Como la gran mayoría empecé con la poesía, pero me fui dando cuenta de que la narrativa me permitía otras licencias. Creo que llegué a un acuerdo: tengo una narrativa poética.

 

11012162_10152846673276715_7691226879974245119_n(1)

El final, absolutamente conmovedor, parecería anunciar continuidad; ¿estoy en lo cierto?

Sí, ya comencé a escribir la segunda parte que se llamará La nieta del silencio y que será la historia de esa joven que tratará de conocer la verdad sobre la muerte de su abuelo, el suicidio de su abuela y la triste enfermedad de su madre. Todo un desafío.

 

Sobre El Autor

Ex funcionario de carrera en la Biblioteca del Congreso de la Nación. Desempeñó el cargo de Jefe de Difusión entre 1988 y 1995. Se retiró computando veinticinco años de antigüedad, en octubre de 2000, habiendo ejercido desde 1995 la función de Jefe del Departamento de Técnica Legislativa y Jurisprudencia Parlamentaria. Fue delegado de Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) - Responsable del Área Profesionales- en el Poder Legislativo Nacional. Abogado egresado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la U.B.A. Asesor de promotores culturales. Ensayista. Expositor en Jornadas y Encuentros de interés cultural. Integró el Programa de Literatura de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. Se desempeña en el Centro de Narrativa Policial H. Bustos Domecq. Es secretario de Redacción de Evaristo Cultural, revista de arte y cultura que cuenta con auspicio institucional de la Biblioteca Nacional (M.M.)

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas