“Quién no ve, hoy, que la democracia está subvertida y que de nada sirve

–salvo para tranquilizarse- describir esa amenaza como un retorno de las ideologías asesinas.

Ahora bien, a esa sorda subversión del espíritu público, que corroe nuestras certezas, ¿cómo llamarla?

Cuando faltan las palabras de la réplica uno está verdaderamente desarmado: el peligro se torna inminente.”

Patrick Boucheron

En Conjurar el miedo

Nacido el 24 de julio de 1991 en Birmingham, Jacob Banks viene abriéndose paso en la escena musical como uno de los más talentosos cantautores ingleses de su generación. Su voz de barítono y sus composiciones abrevan en géneros como el soul, R&B y el hip hop.

Su aparición en la escena inglesa se debe a la insistencia de un amigo cercano que lo alentó durante años a seguir la carrera musical. Tras los muchos conciertos locales compartidos con su amigo, éste tuvo una muerte prematura, Jacob cantó en su funeral y desde entonces no ha parado de hacerlo, ganando cada vez más audiencia.

Hasta el momento Banks ha publicado tres EPs, todos en formato digital para su descarga, The Monologue en 2013, The Paradox en 2015 y The Boy Who Cried Freedom en 2017, mientras se sucedían sus colaboraciones con distintas bandas e intérpretes: Emeli Sande, Wretch, Brand New Machine, Chase & Status, Bondax, Jake Gosling, Knox Brown y Plan B.

Su primer LP (formato físico) tiene fecha de salida para noviembre de este año bajo el sello Polydor con el título de Village.

Como sucede con los buenos intérpretes, Jacob Banks tiene la capacidad de decodificar el espíritu de la época. Así surge Chainsmoking, cercana por su estética sonora al blues carcelario y por su letra a la balada amorosa. Se trata, justamente, de una canción de despecho. Un tema dedicado a un amor que no funcionó. Un amor intoxicante, el del ciudadano por un sistema político que no lo representa, lo traiciona e incluso lo maltrata.

Una balada desesperada y urgente de ser escuchada en un mundo en el que pareciéramos quedarnos sin opciones.

Presten atención tanto a la letra como a las imágenes del video, teniendo en cuenta que «chainsmoking» es la acción de fumar en cadena, prendiendo un cigarrillo con la colilla del anterior, es decir que posee a la vez las siguientes connotaciones: intoxicante, adictivo y asfixiante.

Chainsmoking

Cada vez es más difícil respirar

“Asfixiante” es  tu amor

No puede ser bueno para mi cordura

No puede ser bueno para mis pulmones

“Intoxicante” es tu amor

“Adictivo” tu amor

Sé que mi contrato de arrendamiento está listo y el alguacil está en la puerta

Y aún sigo aferrado a la vida que teníamos antes.

Sé que este amor codeínico no me llevará al Señor

Aunque soy negro y triste, te ruego por más.

Cada vez es más difícil respirar

“asfixiante” es tu amor

No puede ser bueno para mi cordura

No puede ser bueno para mis pulmones

“asfixiante” tu amor

“intoxicante” tu amor

“adictivo” tu amor

“Chainsmoking” tu amor

Vimos el agua subir y esperamos en la orilla.

Llévame a la cima del mundo y déjame en el suelo.

Me dijiste que estabamos destinados a estar juntos, pero he visto tu odisea.

Seré una de tus bajas al llegar la mañana, oh

Cada vez es más difícil respirar

“asfixiante” es tu amor

No puede ser bueno para mi cordura

No puede ser bueno para mis pulmones

Cada vez es más difícil respirar

“intoxicante” es tu amor

No puede ser bueno para mi cordura

“adictivo” es tu amor, oh

Y, como decimos siempre, algo más para no ser mezquinos:

 

Sobre El Autor

Damián Blas Vives es actualmente es Director de Gestión y Políticas Culturales de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. Entre 2016 y 2020 coordinó el Centro de Narrativa Policial H. Bustos Domecq de dicha institución y antes fue Coordinador del Programa de Literatura y editor de la revista literaria Abanico. Dirigió durante una década el taller de Literatura japonesa de la Biblioteca Nacional, que ahora continúa de manera privada. En 2006 fundó Seda, revista de estudios asiáticos y en 2007 Evaristo Cultural. Coordina el Encuentro Internacional de Literatura Fantástica y Rastros, el Observatorio Hispanoamericano de Literatura Negra y Criminal. Ideó e impulsó el Encuentro Nacional de Escritura en Cárcel, co-coordinándolo en sus dos primeros años, 2014 y 2015. Fue miembro fundador del Club Argentino de Kamishibai. Incursionó en radio, dramaturgia y colaboró en publicaciones tales como Complejidad, Tokonoma, Lea y LeMonde diplomatique. En 2015 funda el sello Evaristo Editorial y es uno de sus editores.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas