Sebastião Rodrigues Maia, más conocido como Tim Maia (Río de Janeiro, 28 de septiembre de 1942 — Niterói, 15 de marzo de 1998), fue un cantante y compositor brasileño. Alcanzó el éxito en su país natal en la década del ’70. Murió víctima de una infección generalizada, después de intentar realizar un show en Niterói en un precario estado de salud.

Calificado por algunos como el padre del soul brasileño,​ su estilo inconfundible combinaba el funk más clásico y bailable (en la línea de James Brown y Kool & the Gang) con su voz grave y profunda (que recuerda a Barry White).

Muchos no perdonaron la naturaleza espontánea de Maia (no era extraño que no se presentara a un concierto) así como sus provocadoras declaraciones, ya que el propio músico reconocía abiertamente su adicción a la cocaína y la marihuana. Así fue como la Rede Globo fue parte de un boicot mediático contra el cantante, pese a lo cual logró el éxito e incluso fundó su propio sello discográfico (primero llamado Seroma y luego Vitória Régia Discos).

Fuera de Brasil, la figura de Tim Maia «explotó» en 1985 por la balada «Um dia de domingo», que escribió junto a Michael Sullivan y Paulo Massadas y grabó junto Gal Costa como tercer corte del disco “Bem Bom” de la cantante bahiana.

Tim Maia Grabó 32 discos durante sus 28 años de carrera profesional.

Sobre El Autor

Portal Digital de Cultura y Arte que incluye en sus secciones el material de Revista Seda, dedicada a los estudios asiáticos; de Rastros, el Observatorio Hispanoamericano de Género Negro y Criminal y del Encuentro Internacional de Literatura Fantástica.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas