NEVADA NOCTURNA EN LA ALDEA

Sentado a la ventana, de espaldas a la luz:

el viento arremolina los copos en las sombras.

En la noche abismada, la aldea silenciosa;

graznando en la nevada, un ganso rezagado.

 

LA CÍTARA

He posado la cítara en la mesa sinuosa

y me he sentado lánguido, la emoción contenida.

¿Para qué molestarme en tañer más cuerdas,

si vibran por sí solas al soplo de la brisa?

 

LLUVIA NOCTURNA

Un grillo temprano canta y luego calla,

la vela agotada se apaga y se aviva.

Tras la ventana, anunciando la lluvia,

suena la primera gota en el banano.

Sobre El Autor

Bai Juyi (Xinzheng, Henan, China; 772 - 846) fue uno de los más grandes poetas de la dinastía Tang (618 - 907) junto con Li Po (701 - 762) y Du Fu (712 - 770). Era un funcionario del gobierno que se metió en problemas con las autoridades en innumerables ocasiones por no seguir las reglas o no hacer como sus superiores pensaban que debería. Bai Juyi no se molestaba en seguir las reglas porque sentía que estas eran tontas e ilógicas, ya que antes de ser un funcionario público era un poeta que seguía lo que le dictaba su corazón. A diferencia de Li Po, Bai Juyi no es muy conocido en Occidente, pero su popularidad era superior entre las élites dominantes en China. Es especialmente conocido por su poema Canción del dolor eterno (también conocido como El remordimiento permanente o La canción del pesar eterno) que llegó a ser muy popular cuando se publicó en c. 806 y lo sigue siendo hoy en día. En China, el poema todavía es lectura obligatoria en las escuelas. El sencillo estilo de escritura de Bai Juyi, conocido como Yuanhe, era accesible y atractivo para las masas (aunque no tanto para los críticos) y debido a esto, y a su hábito de publicar y distribuir su propio trabajo, la mayoría de sus poemas han sobrevivido a través de los siglos y hasta hoy siguen siendo admirados.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas