Desde El arte de amar, de Ovidio, hasta Amistad amorosa, de Stendhal, pasando por las célebres tristezas del joven Wether y los patéticos afanes del profesor Humbert Humbert para retener a su joven nínfula, pareciera que del amor se ha escrito casi todo, menos aquello que cada uno tiene para escribir respecto a su propia e intransferible y aún no escrita historia de amor. De lo cual se puede inferir, paradójicamente, que casi nada se ha escrito sobre el amor.

000148588

Otoño pone en escena a una sobrina (Lorena Cammar) realizando su ritual visita al geriátrico para ver a su tía (Dora Sajevicas) y el largo diálogo que se desarrolla entre ambas: una guirnalda que se trenza morosamente alrededor de un motivo central: el amor. O, para decirlo más ajustadamente, la confluencia entre la amplia experiencia de una tía liberal y desprejuiciada y una sobrina que está atravesando un páramo sentimental. La aparente promiscuidad de la tía es sólo eso: aparente, se ha enamorado profunda y genuinamente una sola vez, y ese amor se reveló como imposible. El páramo sentimental de la sobrina se va a clausurar hacia el final de la trama, merced a un golpe de efecto cuya efectividad, precisamente, es inequívoca y se la puede ponderar como uno de los hallazgos del texto.

Es una puesta sencilla, pero dotada de una notable agilidad, que si, por un lado, transcurre en un geriátrico, se apoya fundamentalmente en el discurso de la tía que resulta ser un canto a la vida.

La tía, una mujer transgresora, culta, que ha viajado por el mundo y ha vivido con mucha libertad historias amorosas confesará a su sobrina que ha tenido un gran amor en la vida, nunca correspondido. Paradojas que van llevando la trama en progresión  ascendente y logran que el espectador se mantenga interesado en el intercambio de estas dos mujeres. Una, que parece que comienza a descubrir el amor. Y la otra a la vuelta del camino, pero que no ha perdido el interés por la vida y por seguir disfrutando cada momento.

000148589

Pero en este diálogo intergeneracional, ingenioso y punzante aquello que se pone en juego es el concepto vertebrante de la obra: amar, amar verdaderamente, es un gesto heroico, trascenderse hacia el otro, perderse para encontrarse es el gesto sublime por excelencia del sujeto humano. O, para decirlo en palabras del maestro Alfredo Le Pera, Otoño pone es escena, de manera inmejorable, “el valor que representa / el coraje de querer”.

Párrafo aparte merecen la belleza del texto, las apostillas de humor y las performances de Dora Sajevicas y Lorena Cammar: sostienen por espacio de una hora todo el peso de la obra con actuaciones dignas de todo elogio: cantan, se quiebran, se regocijan y reflexionan a favor de una interpretación sin fisuras.

000153411

 

OTOÑO

   Autor y Director: Marcelo Ruiz

   Puesta en escena: Laura Nevole

   Intérpretes: Dora Sajevicas y Lorena Cammar

   Teatro Korinthio – Mario Bravo 437

   Funciones: todos los domingos a las 20.00 horas

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Dolores De Cicco y Osvaldo Gallone

Dolores Alcira De Cicco nació en Buenos Aires. Se recibió de licenciada en Psicología en la UBA en 1977, se especializó en Coordinación de grupos terapéuticos en el Hospital Aráoz Alfaro, y allí mismo coordinó el primer grupo que se realizó con técnicas psicodramáticas en el año 1986. Se recibió de Psicodramatista en el Instituto de Martínez Bouquet. Fue docente en la Sociedad Argentina de Psicodrama (SAP), en la Universidad de Buenos Aires en la cátedra Teoría y Técnica de Grupos y en la Universidad de las Madres. Colaboró durante dos años en el centro del Dr. Eduardo Pavlosky, en el área de Adolescencia. Trabajó veinte años en el Hospital Álvarez, como psicóloga clínica especializada en Urgencias y en Consultorios Externos de Salud Mental atendiendo pacientes adultos y coordinando grupos terapéuticos con técnicas psicodramáticas, por lo cual recibió una mención especial por su trabajo publicado en el Congreso de Salud Mental en el año 2001. Dirigió y coordinó durante ocho años el curso de post grado de “Psicodrama: Nociones Introductorias”, en el hospital Álvarez. Realizó múltiples presentaciones en congresos nacionales e internacionales presentando talleres coordinados con Técnicas Psicodramaticas. En el año 2014 se recibió de Facilitadora en Constelaciones Familiares en el Centro Latinoamericano de Constelaciones Familiares. Actualmente se desempeña como supervisora clínica de psicólogos y atiende en su consultorio a pacientes adolescentes y adultos. Colabora en las críticas de cine y teatro junto al profesor Osvaldo Gallone en la revista Evaristo Cultural. doloresdecicco@hotmail.com Osvaldo Gallone nació en Buenos Aires. Es escritor y periodista cultural. Publicó los libros de poemas Crónica de un poeta solo (Botella al Mar, 1975) y Ejercicios de ciego (Botella al Mar, 1976); los ensayos La ficción de la historia (Alción, 2002) y Lectura de seis cuentos argentinos (San Luis Libro, 2012; Primer premio en la Convocatoria Nacional Cuento y Ensayo, 2010). Y las siguientes novelas: Montaje por corte (Puntosur, 1985), La niña muerta (Alcobendas, España, 2011; Primer premio a la Mejor Novela en el III Premio de Novela Corta, 2011), Una muchacha predestinada (V.S. Ediciones, 2014; Primer premio a la Mejor Novela V.S. Editores, 2013), La boca del infierno (Evaristo Ediciones, 2016). Ha ganado diversos premios literarios tanto en España como en Argentina. Y colaborado, como periodista cultural, en medios nacionales e internacionales. Coordina desde hace tres décadas Seminarios de lectura y crítica literaria. Actualmente colabora, junto con la licenciada Dolores Alcira De Cicco, en la revista Evaristo Cultural ejerciendo funciones de crítico de cine y teatro. osvaldogallone@hotmail.com

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir la barra de herramientas