Las trampas del capitalismo. bajas pasiones y ligeros autoengaños que enmascaran miserias profundas o cobardías abisales. La prepotencia del inútil con un puesto, la doble moral de la clase media. El desprecio con que estafamos como sociedad a los ancianos y a los vulnerables. La pulsión de trascendencia anestesiada por la efímera celebridad de las redes. El costado homicida de las democracias modernas. La religiosidad del neoliberalismo pop y el erotismo de mercado son algunos de los temas con que Miguelanxo Prado nos hace reír sardónicamente en este volumen que compila todas sus Quotidianías delirantes.

 

No por nada el prólogo está firmado por el inefable Paco Taibo II, el maestro coruñés llega a hacer humor del sistema judicial, como una confrontación de estilos entre fiscal y defensor cercana a un encuentro deportivo, en donde se desdibuja la verdad y no es tenido en cuenta el factor humano. La fiscalía arrasa con el brioso uso de una oscura jurisprudencia y logra una condena de treintaicinco años y tres días de prisión para un acusado a todas vistas inocente que, consultado por uno de los periodistas y comentadores sólo atina a decir: “Esto es completamente injusto”, pero la justicia no forma parte de este circo.

 

El mundo rural se enfrenta a la urbe cosmopolita en una competencia grotesca por la desmesura; vendedores de mascotas genéticamente adulteradas se cruzan con aquelarres acorralados por el fisco. Ciudades distópicas inauguran árboles holográficos en memoria de una naturaleza extinta en unos cortos que, no por graciosos dejan de ser profundamente políticos.

 

Prado despliega un amargo sentido del humor en los guiones que recuerda emotivamente los mejores trabajos de Quino, mientras que en el apartado artístico recorre todos los estilos gráficos con los que supo influenciar a las nuevas generaciones de creadores.

 

 

 

 

Título: Quotidianía delirante (Obra completa)

Autor: Miguelanxo Prado

Editorial: Norma

192 páginas

Sobre El Autor

Actualmente es el Director de Gestión Cultural de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. Entre 2016 y 2020 coordinó el Centro de Narrativa Policial H. Bustos Domecq de dicha institución y antes fue Coordinador del Programa de Literatura y editor de la revista literaria Abanico. En 2006 fundó Seda, revista de estudios asiáticos y Evaristo Cultural en 2007. Dirigió durante una década el taller de Literatura japonesa de la Biblioteca Nacional, que ahora continúa de manera privada. Coordina el Encuentro Internacional de Literatura Fantástica; Rastros, Observatorio Hispanoamericano de Literatura Negra y Criminal. Ideó e impulsó el Encuentro Nacional de Escritura en Cárcel, coordinándolo en sus dos primeros años, 2014 y 2015. Fue miembro fundador del Club Argentino de Kamishibai. Incursionó en radio, dramaturgia y colaboró en publicaciones tales como Complejidad, Tokonoma, Lea y LeMonde diplomatique. En 2015 funda el sello Evaristo Editorial y es uno de sus editores.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas