Cuando la gente le toma a uno por un monstruo, solo puede hacerse una cosa…

¡Sobrepasar sus expectativas!  

 

Con Jeronimus Quint, Dorison crea al antagonista perfecto para nuestro antihéroe. Quint es un sociópata narcisista absolutamente brillante, el mestizaje perfecto entre Sherlock Holmes y Jack el destripador.

En lo personal, habiendo sido víctima reciente de un personaje semejante, también cirujano, el personaje ha logrado congelarme la sangre: “La partera da la vida, los soldados la quitan… solo yo puedo hacer ambas cosas” es su forma de razonar.

La señorita Praire es presa de la bestia, quien la ha lisiado de un brazo con la promesa de operarla o abandonarla al destino de la amputación o la gangrena. Un Undertaker desbordado se da a la cacería sin reparar en costes. Lin conoce los saldos que dejan balances semejantes y confronta la situación de Undertaker con su pasado en China.

Quint opera como un hábil maestro de ceremonias en una gran función de marionetas haciendo bailar a todos a su tempo hasta el climax, que Dorison maneja de manera brillante y absolutamente honesta. Un cierre perfecto para un arco argumental que indudablemente merece quedar en la memoria de los lectores y saltar pronto a otros formatos. Undertaker sigue creciendo.

Sobre El Autor

Damián Blas Vives es actualmente es Director de Gestión y Políticas Culturales de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. Entre 2016 y 2020 coordinó el Centro de Narrativa Policial H. Bustos Domecq de dicha institución y antes fue Coordinador del Programa de Literatura y editor de la revista literaria Abanico. Dirigió durante una década el taller de Literatura japonesa de la Biblioteca Nacional, que ahora continúa de manera privada. En 2006 fundó Seda, revista de estudios asiáticos y en 2007 Evaristo Cultural. Coordina el Encuentro Internacional de Literatura Fantástica y Rastros, el Observatorio Hispanoamericano de Literatura Negra y Criminal. Ideó e impulsó el Encuentro Nacional de Escritura en Cárcel, co-coordinándolo en sus dos primeros años, 2014 y 2015. Fue miembro fundador del Club Argentino de Kamishibai. Incursionó en radio, dramaturgia y colaboró en publicaciones tales como Complejidad, Tokonoma, Lea y LeMonde diplomatique. En 2015 funda el sello Evaristo Editorial y es uno de sus editores.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas