Aunque la lluvia cae a baldazos, un peatón camina sin paraguas. Las gruesas gotas de agua lo evitan. Él no está mojado.

Este detalle sorprende a un automovilista que, con un gesto muy porteño, al pasar a su lado le hace un guiño con sus faros en señal de admiración.

El haz de luz choca con el negrísimo fieltro brillante del sombrero de ala ancha y copa muy alta que corona su cabeza, destella y la alumbra. Al hacerlo deja ver un rostro de tez nacarada con facciones estrambóticas, caricaturescas.

El automovilista, intrigado por esa visión, por un instante lo imagina extraterrestre. Un escepticismo sobrador lo hace sonreír al recordar que un ingenio humano hace poco llegó a Marte.

Detiene el auto. Lo invade una irrefrenable curiosidad que lo empuja y obliga a conocer a ese personaje, a preguntarle cómo logra permanecer sin mojarse bajo tamaño aguacero. Su voluntad es arrollada por ese impulso irresistible. Baja del coche y se le acerca mientras lo baña el chaparrón, enfrentándolo hasta que sus alientos se mezclan.

El único ruido que acompaña al repiquetear de la cortina de agua sobre el asfalto es el del limpiaparabrisas, que evoca al de un metrónomo con ritmo de adagio que hipnotiza con su uniforme tac-tac.

El beso que sobreviene es salvaje y gélido.

Luego, codo a codo, son dos los caminantes a los que la lluvia no moja.

Sobre El Autor

Roberto Tito Tchechenistky nació en la ciudad de Buenos Aires y cursó su formación universitaria en la Facultad de Ciencias Económicas de la Univ. de Buenos Aires, graduándose como Licenciado en Administración. Se desempeñó en la misma Institución como Profesor Ayudante de la Cátedra de Lógica y Metodología de las Ciencias. Después de integrar distintos Estudios Profesionales de relevancia, se independizó para dedicarse a la consultoría y asesoramiento en organización y equipamiento industrial en la industria de la confección de indumentaria y textiles para el hogar. Comenzó a desarrollar su actividad literaria en el año 1999, dedicándose al relato corto y a la poesía, y también al estudio del lunfardo rioplatense, léxico que ha utilizado para redactar algunas de sus producciones.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas