MORIR SOÑANDO

                Morir soñando, sí, mas si se sueña morir, la muerte es sueño; una ventana hacia el vacío; no soñar; nirvana; del tiempo al fin la eternidad se adueña.                                        ...

SÄMSARA

Hizo que me sentara en un rincón que miraba hacia no sabía adonde, ya que solo pude ver un vacío sin color desde allí.   La ausencia de todo, ¿o la presencia de nada?, adormecieron mis reflejos que d...

EPIFANÍA

Aunque la lluvia cae a baldazos, un peatón camina sin paraguas. Las gruesas gotas de agua lo evitan. Él no está mojado. Este detalle sorprende a un automovilista que, con un gesto muy porteño, al pasar a su ...

SOROCABANA CAFÉ

Justo a mí. Acepté, como un salame, ir a la Bombonera a ver un Boca-River. Soy de Boca pero no fanático. Nunca le puse el cuerpo a los clásicos. Siempre les rajé, porque de cajón que hay algún quilombo. Me a...

EXTRAÑA DEVOCIÓN

- Bueno, me voy. - ¿Ahora, justo?, estás loca, terminemos. - ¿Qué tenemos que terminar? ¿No ves? Se parten. - Eres jodida, siempre la misma hermana jodida, que el Señor me perdone. Se va cuando más la ...

NEGRO Y PEZ

 Entré en la confitería. Con un vistazo rápido ubiqué a Perla. Imposible confundirla. Me había advertido que siempre vestía de negro. Ese color la adelgaza, me dijo. Con un gesto instintivo acaricié mi talis...

MI PORTERA GALLEGA

Encarna. Asi, por la apócope de Encarnación, llamábamos a la portera gallega que nos recibía en esa escuela primaria todas las mañanas, para luego ocuparse de servirnos el mate cocido con leche y hacer sonar la...

TRAGANDO SAPOS

“… y, al entrar,  apabulló su vista la visión horrenda de los restos esparcidos por la casa que, a la vez que le produjeron arcadas, ofendieron su olfato. Completaba el macabro cuadro Sandokan, el pitbull, con ...

ROSA NEGRA

Es difícil regresar a la casa. Tu casa. Nuestra casa. Mi Rosa. Mi Rosa negra. Sé que estás allí, oculta entre las coronas fúnebres apoyadas sobre el pórtico, señalándome la entrada al zaguán por donde me fui...