Chuang Tzu soñó que era una mariposa.

 Al despertar ignoraba si era Tzu

 que había soñado que era una mariposa

 o si era una mariposa

 y estaba soñando que era Tzu.

 

Esa mañana fue diferente.

Te asombró, al despertar frente al sol, el oír surfear sobre la arena un rumor que te alcanzaba. Nunca antes habías escuchado sonido alguno.

Si el agua te atrapaba, sería tu fin. No estabas preparado para moverte en ella, lo tuyo era la tierra firme. Tu instinto te obligó a correr, y rápido.

Percibiste en ese instante que tus muchas patas no te respondían. Te diste cuenta que te quedaban solo dos, descomunales. Su monstruosidad te asustó. ¿Cómo podrías moverlas? ¿Qué maleficio te habían hecho mientras dormías?

Debías de vivir un mal sueño, pero no estabas seguro de que soñaras.
El miedo a morir consiguió lo imposible. Te paraste.

Con esas patas no podías correr, pero divisaste el horizonte desde una perspectiva nueva. El agua no te cubriría.

Caminaste con torpeza hacia la orilla. Temblaste con la humedad que te transmitió la arena, fría al amanecer.  El agua te provocó a probarla. Estrenaste tu gusto, mientras un aroma acre te engendró un ahogo. Lo inabarcable del mar retó a tu vista.

Del susto por tu nueva fisonomía pasaste al que te surgió ante un futuro insondable. Una duda angustiante te atenazó. ¿Transitabas un sueño, o ya estabas en vigilia?

Decidiste tu respuesta. Era una pesadilla extravagante.

Cuando ella terminara, debías despertar como lo que siempre habías sido y deseabas seguir siendo, un ciempiés.

 

Sobre El Autor

Roberto Tito Tchechenistky nació en la ciudad de Buenos Aires y cursó su formación universitaria en la Facultad de Ciencias Económicas de la Univ. de Buenos Aires, graduándose como Licenciado en Administración. Se desempeñó en la misma Institución como Profesor Ayudante de la Cátedra de Lógica y Metodología de las Ciencias. Después de integrar distintos Estudios Profesionales de relevancia, se independizó para dedicarse a la consultoría y asesoramiento en organización y equipamiento industrial en la industria de la confección de indumentaria y textiles para el hogar. Comenzó a desarrollar su actividad literaria en el año 1999, dedicándose al relato corto y a la poesía, y también al estudio del lunfardo rioplatense, léxico que ha utilizado para redactar algunas de sus producciones.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas